La hoja de ruta del alcalde de Puertollano con las obras del Paseo: licitación y quizá adjudicación en 2024, ejecución en 2025

Las conclusiones del estudio de la estructura del parking subrayan que “no sufre ningún peligro de colapso” y que “se encuentra en condiciones adecuadas de durabilidad”, por lo que ahora se pone en marcha un planning con el Ayuntamiento como promotor de la obras y con la necesidad de un nuevo convenio con Junta y Diputación

Hacía alusión la concejal socialista, Noelia Caballero, este pasado martes, a que el eslogan ‘Sueña Puertollano’ podía convertirse en una pesadilla, y este miércoles el alcalde, Miguel Ángel Ruiz, ha respondido que el equipo de Gobierno local trabaja para “sacar a la ciudad de la pesadilla que nos dejó el PSOE”. Y lo hace, según Ruiz, “con inversiones como la del Paseo del Bosque”.

Así, en rueda de prensa, el alcalde ha expuesto las conclusiones del estudio de la estructura del parking de esta obra que el Ayuntamiento encargó para conocer su estado. Si hace unos días teníamos constancia de las pruebas del laboratorio, las cuales confirmaban que el hormigón "está sano" y que “no habrá que reforzar su estructura”, ahora el borrador del estudio viene a corroborar esa idea, subrayando que “el parking no sufre ningún peligro de colapso” y que “se encuentra en condiciones adecuadas de durabilidad”.

Con ese estudio en la mano, el equipo de Gobierno arranca ahora la hoja de ruta que consiste en iniciar la licitación para la redacción del proyecto de reparación del proyecto del parking y a la vez, en paralelo, que los equipos técnicos del Ayuntamiento de Puertollano trabajen en el proyecto existente actual del Paseo del Bosque revisando las mediciones pendientes para ejecutar la obra. Así, con esas mediciones y con el proyecto de reparación del parking, se irá a una licitación para terminar las obras del Paseo del Bosque, para la cual será necesario contar con un convenio con la Junta y con la Diputación para que ambas administraciones aporten el dinero, convirtiéndose el Ayuntamiento en el promotor de la obra.

En esa dirección, Miguel Ángel Ruiz ha explicado que desde el Consistorio “ya hemos rescindido el contrato con la dirección facultativa” y que la Junta “está en proceso de hacer lo propio con la empresa constructora”. Tras ello, ya se podrá licitar nuevamente la obra, en la que el Ayuntamiento de Puertollano asumirá la redacción de todos los proyectos necesarios para llegar hasta esa licitación, así como el coste de la nueva dirección facultativa que va a controlar estos trabajos.

En conclusión, el objetivo final es que este mismo año las obras estén licitadas e incluso adjudicadas y posteriormente dedicar un año, 2025, a llevarlas a cabo ya que, según el alcalde, “se podrán compatibilizar los trabajos en el parking y en el exterior sin ningún problema”. Miguel Ángel Ruiz, eso sí, ha pedido a los ciudadanos “un poco de paciencia” y ha reclacado que “siempre hemos hablado de dos años de duración y vamos a intentar que sea un poco menos, pero los plazos de la Administración no los ponemos nosotros. Lo que sí podemos prometer es total transparencia y vamos a intentar agilizar todos los trámites necesarios para que el Paseo del Bosque sea una realidad lo antes posible”.

Con respecto al coste de la reparación del parking, el alcalde baraja la posibilidad de que ronde los 1,3 millones de euros, de los cuales alrededor de 800.000 o 900.000 serían para reparaciones, y el resto para aplicar a todo el parking una pintura anticarbonatación que protegerá el hormigón a futuro de los gases de los vehículos y del agua. Esta cantidad será adicional a la del primer presupuesto, que se tendrá que revisar conforme a los precios del mercado pero que seguramente supere con creces los cinco millones de euros.

Los detalles del estudio

El mencionado estudio de la estructura del parking cuyas conclusiones ha presentado el alcalde certifica que “no existen deficiencias en la estructura de hormigón de las losas de forjados, que el comportamiento de esta estructura ha sido correcto para el uso para el que fue diseñado en estos 35 años desde que fue construido, y que solo se han detectado pequeñas alteraciones que no suponen ningún riesgo ni necesitan un reforzamiento especial de la estructura, como procesos puntuales de corrosión que se manifiestan como leves fisuras que siguen la directriz de las armaduras del parking, o algunas alteraciones superficiales como desconchones o manchas de óxido pero no se han observado deficiencias en la estructura de hormigón”.

En consecuencia, para el alcalde, “se avala que la estructura actual tiene una resistencia que es adecuada a la habitual en la época de construcción y superior a la que indicaba el proyecto inicial, y que en caso de que se modificaran las cargas que se indicaban por nuevos usos o acabados y que superen lo que aparecía en el proyecto inicial, sí que habría que reforzar la estructura. Pero a día de hoy el proyecto no indica ninguna modificación de las cargas para las que se diseñó el parking”.

Por todo ello, se concluye que el parking “se encuentra en condiciones adecuadas de durabilidad con intervenciones puntuales que se deberían hacer para su mantenimiento, como la reparación de los daños provocados por los desprendimientos en los recubrimientos de las armaduras y las zonas afectadas por la corrosión de las mismas; reparar las eflorescencias en los drenajes de los muros; reparar los bordes del forjado que están rotos, con previas demoliciones y usando morteros de alta resistencias; y acometer lo antes posible los trabajos de impermeabilización que van en la superficie de los forjados para impedir la entrada del agua al parking y pueda seguir afectando a la estructura”. Además, se contempla la necesidad de “un plan de inspecciones periódicas cada cinco años para ver cómo se comporta la estructura”.

Un informe “más completo” que el que apuntaba a un riesgo de colapso

A la pregunta de por qué este informe es tan diferente al realizado inicialmente y en el que se apuntaba a un riesgo de colapso, Miguel Ángel Ruiz ha señalado que ahora es “más completado, con muestras, recálculos y comprobación del acero. En definitiva, son dos laboratorios diferentes, dos empresas diferentes y quizá antes no se tuvieron en cuenta las modificaciones que se hicieron en su día en el proyecto inicial, pero el hormigón está dando más resistencia de la que se calculó en su día y la experiencia nos dice que 35 años después esa estructura no tiene ninguna fisura que lo pueda poner en riesgo de colapso”.

La circulación por el Paseo, “igual que la actual”

Por último, y en relación a la circulación del tráfico por el Paseo del Bosque, el alcalde ha señalado que “nuestra idea es que siga siendo igual, y para ello es necesario modificar la plataforma única que venía diseñada en el proyecto. Pero es cierto que, dada la morfología de Puertollano, tenemos que seguir planteando que sigan circulando vehículos en esa plataforma única reforzando la estructura del vial”.