Almodóvar del Campo dedica un monumento en bronce a San Juan de Ávila bajo su condición de Doctor de la Iglesia Universal

Es obra del artista sevillano Navarro Arteaga y preside ya la plaza de la Trinidad
Autoridades civiles y religiosas, presidenta de la Hermandad de los Santos, el escultor y su familia, posan bajo la nueva imagen monumental de san Juan de Ávila
Autoridades civiles y religiosas, presidenta de la Hermandad de los Santos, el escultor y su familia, posan bajo la nueva imagen monumental de san Juan de Ávila

Este domingo tarde tenía lugar el solemne acto de inauguración y bendición en la que se expresó el orgullo de la localidad en torno a este santo e hijo ilustre

La flamante Plaza de la Trinidad, a ‘los pies’ del templo parroquial de Almodóvar del Campo, está ya ornamentalmente presidida por la primera escultura monumental en bronce que la localidad que vio nacer a san Juan de Ávila, le dedica en su condición de Doctor de la Iglesia Universal.

Ayer tarde, ante decenas de asistentes, tenía lugar el acto institucional por el que esta obra de tamaño natural, obra del prestigioso escultor sevillano José Antonio Navarro Arteaga, quedaba inaugurada y bendecida, enriqueciendo por otro lado el amplio patrimonio artístico que aglutina la población.

La nueva efigie, con una envergadura de un metro y ochenta centímetros de alto, representa a san Juan de Ávila revestido con los atributos eclesiásticos propios de los doctores de la institución eclesiástica, además de portar un crucifijo y una representación de su principal obra que dejó para la posteridad, el ‘Audi Filia’.

La obra luce también los escudos de los papas Pío XII y Benedicto XVI, quienes le otorgaron respectivamente los títulos de patrón del clero español y Doctor de la Iglesia, además del escudo de la Diócesis de Ciudad Real, representado por las figuras de las cuatro órdenes militares, aludiendo así a su condición de copatrón de la Iglesia diocesana.

Y, como dijo el reconocido y premiado artista durante el turno de intervenciones, donde también tomaron la palabra el alcalde José Lozano y el párroco Juan Carlos Torres, esta obra “no es un trabajo cualquiera, no es un monumento más, sino un hito muy importante dentro de mi vida, de mi carrera y sobre todo, de mi creencia, de mi fe”.

Navarro Arteaga abundó a este respecto al remarcar que, en el monumento, el santo almodovareño “agarra la cruz mostrando el camino con esa fuerza, con esa determinación que él, siendo pequeño y pasando por estas calles y esta plaza, tomó como suya”, emplazando a los presentes a percibir esa misma experiencia.

El escultor se reconoció “empequeñecido al lado de la figura de este vuestro paisano”, de quien ensalzó su “humanidad presente en todo lo que hizo y su humildad” y afirmó que “esta figura de bronce en lo físico, en lo espiritual es aún mucho más grande”, por lo que instó a los presentes a “sentiros orgullosos de haberlo tenido aquí entre vosotros”.

Virada ligeramente hacia su cercana casa natal, la escultura descansa sobre un pedestal hexagonal de 1,50 metros de alto, concebido por Diego Álvarez de los Corrales, arquitecto colaborador de la Parroquia, y en uno de cuyos laterales reza la inscripción con que la población fija este homenaje a su paisano.

Dice así: «Almodóvar del Campo, a su ilustre hijo el santo maestro Juan de Ávila, patrón del clero español, proclamado Doctor de la Iglesia Universal por S.S. el Papa Benedicto XVI en la Ciudad del Vaticano el 7 de octubre de 2012», luciendo por arriba el sello personal del santo y, de rúbrica final, la fecha conmemorativa del 10 de mayo de 2024.

En su alocución, José Lozano subrayaba la singularidad de esta nueva escultura por el hecho de mostrar, por primera vez en la vía pública, a san Juan de Ávila de pies a cabeza y solamente él, dado que en la Plaza Mayor existe otra junto al también santo oriundo de la localidad Juan Bautista de la Concepción.

Y, además, “todas las tallas, sean religiosas o civiles, son en cualquier caso anteriores a un hito que puso a Almodóvar del Campo en relevancia mundial cuando, en el inabarcable legado de enseñanzas cristianas de San Juan de Ávila, el Vaticano lo proclamó, hace ya casi una docena años, Doctor de la Iglesia Universal, con lo que eso trasciende”, dijo.

Lozano García también apelaba a la “responsabilidad” del Ayuntamiento “de hacer valer lo, mucho y bueno, hecho por quienes han venido al mundo entre nosotros, máxime si acciones como la que estamos compartiendo ahora [la inauguración ayer tarde de la nueva talla de bronce], tiene un irrefutable añadido afectivo, cultural, artístico y turístico”.

Y en este sentido aludía a destacadas esculturas en bronce que ya venían plasmando la figura del santo almodovareño en otras destacadas ciudades del país, como es el caso de la existente en el exterior de la catedral de La Almudena en Madrid o en la Plaza de los Mercedarios en Ciudad Real.

Respecto del emplazamiento de la obra monumental del artista sevillano, el regidor hizo hincapié en situarse en “un punto neurálgico, de confluencia, en la significación religiosa de Almodóvar del Campo”, desde donde dar “la bienvenida a quienes, de manera natural, adentran sus pasos, como peregrinos o como turistas, en nuestro paisaje urbano”.

Por su parte, Juan Carlos Torres agradeció al alcalde “su determinación libre de complejos para instaurar este homenaje perpetuo a nuestra almodovense más universal” y reconocía en el autor del monumento tener “las manos ungidas por Dios”, por ser capaces de crear “esta bella imagen que pasará a la historia del mejor patrimonio artístico y cultural” local.

El párroco recordó que en “seiscientos lugares de España y del mundo hoy se venera la figura de san Juan de Ávila como uno de los mejores humanistas a la vez que reformador, pensador, inventor, escritor, educador, fundador, promotor de calidad y de justicia social y como un hombre de una calidad humana que está fuera de los parámetros comunes”.

Por eso ve “completamente lógico y acertado” el detalle de esta nueva talla en Almodóvar del Campo al sumarse con ella “a este movimiento reconocedor de los valores de alguien que es uno de los suyos” y a través de la cual el cuarto Doctor de la Iglesia, natural de la población, “sí es profeta en su tierra porque es querido y estimado” en su lugar natal.

Torres, quien bendijo la flamante efigie acompañado de Lozano García y Navarro Arteaga, recordó que la misma no está destinada al culto religioso sino para homenajear a quien “está presente en los cinco continentes” y cuyas obras “han sido traducidas a decenas de idiomas europeos e, incluso, lejanos a nosotros como el ruso, el chino o el árabe”.

Y aludió a las miles de visitas recibidas, la mayoría con sentir peregrino, desencadenadas tras la proclamación en 2012 del doctorado y a través del movimiento parroquial VOCATIO, “suscitando múltiples beneficios, por lo que todas estas razones justifican sobradamente que Almodóvar dedique un monumento para honrar tan insigne figura”.

El acto, que se iniciaba pasadas las ocho de la tarde en la plaza que en la pasada legislatura recuperó el Ayuntamiento para el disfrute ciudadano y para seguir enalteciendo el casco urbano, fue presentado por la edil de Cultura y Turismo Virginia López, intercalando piezas musicales clásicas la formación Musicordae y la soprano Patricia Gozalo.

Entre el público asistente, con profusa representación de hermandades, asociaciones y otras entidades, estuvieron la diputada nacional Carmen Fúnez; el nuevo capitán de la Guardia Civil en la zona de Puertollano, Carlos Asensio, quien hace años fue teniente del cuartel almodovareño; o los sacerdotes fray Javier de María y Alfonso Morejudo.

En su nueva representación, con atributos de Doctor de la Iglesia, san Juna de Avila sostiene el crucifijo y su obra _Audi Filia_
En su nueva representación, con atributos de Doctor de la Iglesia, san Juna de Avila sostiene el crucifijo y su obra _Audi Filia_
Inscripción en el pedestal para contextualizar la imagen que preside la Plaza de la Trinidad
Inscripción en el pedestal para contextualizar la imagen que preside la Plaza de la Trinidad

 

Comentarios