El profesorado castellanomanchego se manifestará el 1 de febrero para reclamar "una educación pública de calidad"

 La concentración, convocada por STE-CLM, se llevará a cabo en Toledo y Albacete a partir de las 18:00 horas 

“Pese a que los presupuestos de Castilla-La Mancha están recuperados, los recortes estructurales persisten y afectan a la calidad de la educación de manera grave”. Este es el motivo principal que ha llevado al Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de Castilla-La Mancha (STE-CLM) a convocar una manifestación el 1 de febrero a las 18:00 horas, tanto en Toledo (Plaza de Zocodover) como en Albacete (Plaza del Altozano). Se trata de una protesta que pondrá el foco en la excesiva carga lectiva del profesorado y en la que se reivindicará tanto una ratio máxima de alumnos por clase, como que no sea el personal docente del modelo público quien asuma todas las consecuencias de la caída de la natalidad. 

Es imposible ofrecer un buen servicio con el actual número de alumnos por aula y la excesiva carga lectiva a la que están expuestos el personal docente de Castilla-La Mancha”, han defendido desde STE-CLM. Y es que el profesorado pone sobre la mesa que su labor va mucho más allá de dar clase durante las horas lectivas. Preparación de clases, elaboración de materiales didácticos, corrección, adaptación de la enseñanza para impulsar la inclusión educativa, la participación en programas educativos, realización de registros, informes y formularios… son algunos de los puntos clave que se quieren visibilizar, ya que definen el trabajo de estos y estas profesionales. 

Respecto a la propuesta educativa realizada por el gobierno de la región, desde la organización sindical afirman que es “insuficiente”.  Por ello, STE-CLM ha subrayado la necesidad de reducir las ratios máximas en las aulas, proponiendo un límite de 15 alumnos en infantil, 20 en primaria, 25 en secundaria y 30 en bachillerato; incluyendo en el cálculo de ratios al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (ACNEAE). 

También se destaca como la burocratización de la labor docente no hace más que alejar a estos profesionales de las aulas en detrimento de la propia calidad educativa. Por esta razón, desde STE-CLM no cesan en su demanda para que se establezcan las 17 y 22 horas lectivas para enseñanzas medias y maestros, respectivamente, con el consiguiente aumento de horas complementarias para hacer frente a todas las tareas relacionadas con la profesión docente. 

La gestión de las ayudas, a debate 

En concreto, la problemática de la caída de la natalidad se refleja en el cierre de colegios y la reducción de plantillas en la escuela pública, afectando actualmente a infantil y primaria, y con la previsión de que alcance a las enseñanzas medias. Este fenómeno contrasta con el aumento del presupuesto destinado a la educación concertada, protegida, tal y como explica este sindicato, para los próximos 6 años. 

Según STE-CLM, “la administración ha perdido la oportunidad de extender la universalización de la etapa de infantil de 0 a 3 años en el sistema público educativo castellanomanchego”. Además, paralelamente, “las ayudas se han externalizado a escuelas municipales y empresas privadas”. 

Otra de las quejas principales de la manifestación es que la Formación Profesional enfrenta presiones para implementar ciclos en centros concertados. Dado que la educación concertada ya representa el 15 % en la región y podría alcanzar entre el 25 y el 30 % en 6 años, el sindicato ha impugnado la Orden de Conciertos educativos ante los tribunales. En definitiva, la concentración tiene como objetivo reclamar “una educación pública de calidad”.

Comentarios