La Junta aprueba una inversión de 21 millones para financiar el 100% de los centros y recursos para la protección de los menores

Así lo ha avanzado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la rueda de prensa de Consejo de Gobierno

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado una inversión de 21 millones de euros para financiar el 100 por 100 de los centros y recursos destinados dentro de la comunidad autónoma a la protección de los menores. Así lo ha avanzado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la rueda de prensa de Consejo de Gobierno en la que ha indicado que esta resolución regula las subvenciones a entidades para el mantenimiento de estos centros y recursos.

García Torijano ha destacado que la inversión aprobada va destinada a menores que están bajo el paraguas y la protección de la comunidad autónoma y se encuentran en una situación de vulnerabilidad, “con el objetivo de protegerlos, atenderlos y garantizar su seguridad y su educación; pero sobre todo de garantizarles un hogar y un entorno afectivo que es lo que se merecen”. Y ha añadido que “se trata de una inversión destinada a un total de 67 recursos de diferente tipología teniendo en cuenta cada una de las necesidades, lo que suponen 638 plazas residenciales”.

Así, se prevé la suscripción 15 convenios de colaboración para hogares de niños y niñas con medidas de protección para desarrollar el acogimiento residencial en todas sus modalidades, con 14 entidades; un convenio de colaboración para un centro de ejecución de medidas judiciales con ocho plazas, y otro convenio de colaboración para cinco pisos de autonomía y preparación para la vida independiente con 30 plazas. Igualmente se prevén refuerzos educativos por necesidades especiales de atención en los hogares.

En la actualidad, “un total de 1025 niños, niñas y adolescentes, se encuentran en situación de guarda o tutela de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de los cuales, 565 se están en acogimiento residencial, un 55 por ciento; mientras que 460 niños y niñas se encuentran en acogimiento familiar, lo que se traduce en un 44,8 por ciento”, ha subrayado la consejera

Modelo novedoso en el Sistema de Protección encaminado al acogimiento familiar

En este sentido, García Torijano ha señalado que desde el Gobierno regional “apostamos por un modelo novedoso en el sistema de protección, siendo una de las comunidades autónomas que más ha avanzado en el proceso de desinstitucionalización en la protección de los niños, niñas y adolescentes”.

Así, “estamos trabajando para fomentar siempre, y en la medida de lo posible, el acogimiento familiar y apostamos por un modelo de ocho plazas en el acogimiento residencial, con unidades convivenciales”, ha remarcado la consejera.

De este modo “acercamos a las niñas, niños y adolescentes del sistema de protección a un modelo lo más parecido a un hogar familiar, mejorando sus condiciones de desarrollo integral lo máximo posible”, ha asegurado.

Inversión enmarcada en el Plan de Atención a la Infancia y la Adolescencia

En este contexto, García Torijano ha subrayado que esta inversión de 21 millones de euros a la que ha dado luz verde el Consejo de Gobierno esta mañana se enmarca dentro del Plan de Atención a la Infancia y la Adolescencia en Castilla-La Mancha con horizonte 2023-2026, “que aprobamos el año pasado y que tiene como objetivo proteger y fomentar la autonomía personal y garantizar la participación y el ejercicio de los derechos y la igualdad de oportunidades de la infancia y la familia en nuestra región”.

Así, la consejera de Bienestar Social ha detallado que “alrededor de 75.000 niños, niñas y jóvenes y 35.000 familias de la región se beneficiarán de forma directa de este plan, que cuenta con un presupuesto de 70,9 millones de euros”, que son los que se destinan desde la Dirección General de Infancia y Familia de la Consejería al mantenimiento de plazas, programas y recursos dedicados a la Infancia, la Juventud y la Familia.

Comentarios