El Gobierno regional refuerza la educación ambiental en escolares a través de un convenio de colaboración rubricado por Junta y Estado

Según ha explicado el consejero Amador Pastor en una visita a la localidad de Umbralejo (Guadalajara)
La localidad de Umbralejo comienza, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, a desarrollar actividades educativas relacionadas con la educación ambiental, gracias a un convenio de colaboración suscrito, el pasado año, entre el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Se trata de un proyecto que dará el pistoletazo de salida con la actividad ‘Umbralejo en la Escuela’, que se celebrará del 6 al 20 de junio y en la que participarán 510 alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria. Otra actividad, dentro del paraguas de este convenio, tendrá lugar en el mes de septiembre y reunirá a 50 jóvenes de la provincia de Guadalajara. 

Todo esto lo ha dado a conocer el titular de la cartera de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor, en una visita realizada a la localidad alcarreña, en la que ha estado acompañado del delegado de la Junta en la provincia, José Luis Escudero; del delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Fernández-Montes; y del director del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, Javier Pantoja; entre otras autoridades.

En su intervención, el consejero ha puesto en valor el convenio alcanzado en la pasada legislatura para convertir al pueblo en un aula abierta al sistema educativo regional y especializada en temas trascendentales para la sociedad, como pueden ser los relacionados con la naturaleza y su conservación.

Con el convenio firmado se refuerza el trabajo que ya se venía desarrollando a través del Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA), en el que también colaboran el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes y el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible.

Umbralejo es un pueblo situado en el interior del Parque Natural Sierra Norte de Guadalajara y es característico por la arquitectura negra propia de la zona norte de la provincia. Está incluido dentro del programa PRUEPA con otros dos pueblos que también fueron recuperados con fines de educación ambiental: Granadilla (Cáceres) y Búbal (Huesca).

Este convenio, ha explicado Amador Pastor, pretende potenciar y ampliar el uso de Umbralejo en materia de educación ambiental, con escolares del entorno y otros grupos de edad, población local, así como diversos colectivos interesados. “Con ello Umbralejo se convierte en una referencia educativa a nivel regional, dando forma así a lo que podíamos denominar un aula educativa al aire libre”, ha sentenciado.

La puesta en marcha de este convenio permitirá desarrollar durante todo el año actividades educativas y experiencias de inmersión y contacto directo con la naturaleza y el medio rural, poniendo en valor el desarrollo sostenible y el vínculo con el territorio.

Comentarios