CSIF-CLM resalta "el segundo mes consecutivo de destrucción de empleo" con un balance de "3.668 parados más"

El sindicato insiste en "la devolución de las subvenciones concedidas a CCOO y UGT (más de 42 millones de euros) para ser destinadas a los colectivos más vulnerables y al fortalecimiento de los servicios públicos"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta el aumento de 345 desempleados en febrero en Castilla-La Mancha, que sitúa la cifra total de parados en 138.474 personas, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La región se desmarca de la tendencia nacional de bajada generalizada del paro y es, por detrás de Aragón, Madrid y Navarra, la cuarta comunidad autónoma en la que más aumentó el desempleo en febrero. El balance en los dos primeros meses del año es negativo con una destrucción de 3.668 puestos de trabajo.

Asimismo, también se ha experimentado un descenso de la afiliación a la Seguridad Social, con una pérdida de 1.314 afiliados; entre los sectores que pierden peso, las actividades sanitarias y de servicios sociales cuentan con 161 afiliaciones menos.

Sobre la temporalidad, la Seguridad Social refleja que las mujeres soportan en mayor medida esta relación contractual: ocupan el 65,4% de los contratos temporales con jornadas parciales y el 58,3% de los contratos temporales a jornada completa, mientras que el porcentaje baja al 42,2% cuando se refiere a contratos indefinidos. En Castilla-La Mancha hay 90.395 mujeres en paro; representan el 65,2% del total de parados.

Para CSIF, la protección de los colectivos más vulnerables y el fortalecimiento de los servicios públicos es una prioridad, por lo que reclama la devolución de los más de 42 millones de euros concedidos por el Gobierno regional a CCOO y UGT desde 2015 (más de 60,2 millones de euros si se incluye la Cecam), subvenciones asociadas en parte a planes de empleo, para ser destinadas a fines sociales y a la creación de empleo estable y de calidad. 

Comentarios