CSIF-CLM alerta de "las secuelas de las agresiones a sanitarios" e insiste en "garantizar la seguridad de los trabajadores"

En la concentración llevada a cabo este jueves a las puertas del Centro de Salud de Villacañas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) subraya "la necesidad de concienciar a la población y promover el respeto y apoyo a todos los profesionales del sistema sanitario, así como expresar el rechazo más rotundo ante cualquier tipo de agresión".

En la concentración llevada a cabo esta mañana a las puertas del centro de salud de Villacañas, Ana Isabel Fernández, delegada de CSIF Sanidad Castilla-La Mancha, ha expresado que “los profesionales tienen miedo, en muchas ocasiones ni siquiera se atreven a denunciar los hechos”, y en este sentido ha puesto de manifiesto que “no se están registrando todas las agresiones que se están produciendo, es importante recalcar que todo acto violento deja secuelas en los profesionales, genera temor, desconfianza, estrés, ansiedad o depresión, y no sólo para los afectados, sino que también afecta a todo el entorno, a los compañeros y a las familias”.

A modo de ejemplo, el Registro de Episodios Violentos del Sescam contabilizó tres incidentes en el centro de salud de Villacañas en 2023, una cifra que está muy por debajo de la realidad, ya que los insultos y amenazas se han convertido en algo demasiado habitual.

CSIF recuerda que es obligación de la Administración salvaguardar la salud e integridad física de los trabajadores. “Ayer logramos el compromiso del Sescam de aumentar el número de centros que cuenten con personal de vigilancia, y además de dotar de dobles equipos a los PAC más conflictivos. Es más, en Villacañas ya nos han confirmado que habrá vigilancia desde este sábado. Es un primer paso, valoramos el compromiso, pero insistimos en que tiene que haber personal de vigilancia en todos los centros de salud y durante todo el horario de apertura de los mismos”, concluye Fernández.