Blanca Fernández pide “complicidad” al CSIF para "seguir avanzado en los servicios públicos de la región"

La delegada de la Junta ha valorado que hay 13.500 empleados más que en 2015 trabajando en la Administración regional

La delegada de la Junta de Comunidades en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha valorado que hoy hay 13.500 empleados y empleadas más que en 2015 trabajando en la Administración regional con la misión de trabajar por la mejora de los servicios públicos después de que la plantilla haya pasado de 70.700 a más de 84.000 efectivos desde que Emiliano García-Page asumió la Presidencia.

Blanca Fernández ha realizado estas declaraciones en la clausura del 10º Congreso Autonómico de CSIF Castilla-La Mancha, donde ha pedido “complicidad para seguir avanzando en justicia social, igualdad, generación de empleo y reparto de riqueza a través de los servicios públicos que representáis”.

Blanca Fernández ha hablado de unos “valores compartidos”, de ahí que también haya tendido la mano a CSIF para afrontar unas prioridades que pasan por la educación, la sanidad o la dependencia, pero también por la evolución de la economía o del empleo en una región en la que, “afortunadamente, hoy tenemos la mitad del desempleo que nos encontramos, pero debemos seguir peleando esencialmente por el desempleo femenino y el de las personas jóvenes”.

La columna vertebral pasa por el personal

Además, la máxima representante del Ejecutivo castellanomanchego en Ciudad Real ha recordado que siete de cada diez euros aproximadamente del presupuesto van a políticas sociales en Castilla-La Mancha, pero “hay que decir que sin plantilla bien tratada, estabilizada y remunerada, esto no sería posible, porque al final la columna vertebral de cualquier sistema público es el personal, ya que podemos tener las mejores infraestructuras y equipamientos, pero si no tenemos al mejor personal es imposible prestar la magnífica atención sanitaria que se presta en el Secam, tener esa educación pública que nos iguala a todos y a todas o atender a las personas mayores, por mencionar solo estos ejemplos”.

En la defensa de esto recursos humanos, la delegada provincial de la Junta de Comunidades ha apuntado que una tercera parte del presupuesto regional se dedique a pagar las nóminas, más de 4.000 millones de euros al año y con un incremento de 165 millones durante el último ejercicio. “Y si miramos ocho años atrás, cuando llegamos al Gobierno, hoy nos gastamos un 22 por ciento más en pagar nóminas”, que al fin y a la postre es la vía para garantizar servicios públicos de calidad.

Sistema de bienestar sostenible

Pese a ello, Blanca Fernández ha dicho ser “consciente de que nos queda mucho por hacer” y que “el sistema del bienestar tiene que ser sostenible y ser garantía de seguridad hoy, pero también mañana”, razón por la que ha pedido “empatía” a CSIF Castilla-La Mancha con la Administración regional para entender que en ocasiones resulta complicado atender todas las demandas.

Antes, en sus primeras palabras, Blanca Fernández ha felicitado al nuevo presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Lorenzo Domínguez, y a su Comité Ejecutivo tras ser elegidos por los más de 100 compromisarios. Y ha tenido también un recuerdo para el presidente saliente, Julio Retamosa, y su equipo, a quien ha atribuido el crecimiento de este sindicato que era minoritario en sus inicios en la función pública.

Indicar por último que la clausura del X Congreso Autonómico de CSIF Castilla-La Mancha ha contado con la presencia del alcalde de la capital, Francisco Cañizares; el subdelegado del Gobierno de España, David Broceño; el presidente de la Diputación, Miguel Ángel Valverde; la delegada provincial de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Inmaculada Jiménez; el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Agustín Espinosa; el presidente saliente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa; y el presidente nacional de este sindicato, Miguel Borra.

Comentarios