Vergonzosa agresión homófoba en Puertollano

Después de que unos cinco o seis jóvenes empezasen a gritar reiteradamente a un grupo de personas improperios tales como 'maricones de mierda', 'bujarras', 'daos por culo' o 'te rompen el culo, maricón'

Este domingo 2 de junio, pasadas las cuatro de la tarde, tuvo lugar una vergonzosa agresión homófoba en Puertollano. Los deleznables hechos tuvieron lugar en los aparcamientos de la Unidad de Atestados de la Policía Local, en el barrio de las 600, cuando unos cinco o seis jóvenes empezaron a gritar a un grupo de personas improperios tales como 'maricones de mierda', 'bujarras', 'daos por culo' o 'te rompen el culo, maricón', insultos que repitieron constantemente hasta que abandonaron el estacionamiento mientras los afectados llamaban a la Policía, tal y como ha informado uno de ellos a este digital.

"No solamente hemos temido por nuestra integridad física, dada la violencia con la que proferían con tanto odio sus insultos, sino que, aunque trate de explicarlo, solo las personas que han sufrido acoso, bullying o maltrato pueden entender cómo se puede sentir alguien cuando unos desconocidos le atacan con tanto odio y le llenan el corazón de dolor y de tristeza sabiendo que no has hecho nada para merecer tales vejaciones", añade el denunciante.

Los agredidos han emprendido las acciones legales pertinentes y han pedido al Ayuntamiento de Puertollano "que facilite rápidamente las grabaciones de la cámara de seguridad instalada en la esquina de la calle Valdepeñas con calle Almagro, las cuales ojalá estén dotadas de sonido, para identificar a los agresores y la agresión".

La Policía, en cualquier caso, ya se encuentra investigando este delito de odio y los agredidos han mostrado su agradecimiento por "el trabajo que están haciendo y el trato que nos han dado desde el primer momento, mostrando una profunda preocupación por nuestro estado emocional tras sufrir estos hechos. Espero la condena y el apoyo de toda mi ciudad, y que estos hechos que nos han pasado no vuelvan a pasarle a nadie jamás, porque todo mundo tiene derecho a ser feliz sin hacer daño a nadie".