Estos son todos los detalles del proyecto de acero verde que se propone convertir Puertollano en "referente de la industria del futuro"

‘La Comarca de Puertollano’ ha tenido acceso a la memoria de ‘Hydnum Steel’ para la solicitud de Proyecto Prioritario y Declaración de Interés Regional

‘La Comarca de Puertollano’ ha tenido acceso a la memoria para la solicitud de Proyecto Prioritario y Declaración de Interés Regional de la planta de acero verde que ‘Hydnum Steel’ planea construir en Puertollano. En ella se aportan todos los detalles de un proyecto que se propone convertir a la ciudad y a Castilla-La Mancha en “referentes de la industria del futuro”.

El objetivo exacto del proyecto es crear una planta industrial de producción de bobinas de acero mediante la utilización de energías limpias, de forma que la huella de carbono del producto final represente un 98% de reducción respecto a la generada con los procesos actuales basados en la ruta BF-BOF (alto horno y horno de oxígeno).

Se pretende que la planta esté operativa en 2026 con una producción inicial de 750.000 toneladas, que se espera que se duplique en dos años, hasta las 1,5 millones de toneladas. En 2027, año intermedio, se espera que la capacidad de producción sea de 1,24 millones de toneladas, un 83% de la capacidad prevista para esta Fase I.

El material que se fabricará es acero laminado de alta calidad, que será utilizado para sectores estratégicos como la automoción o la construcción. El proceso productivo será altamente eficiente mediante la aplicación de soluciones digitales de visión e inteligencia artificial, que garantizarán la eficiencia de la fábrica y la seguridad de los operarios.

‘Hydnum Steel’ se propone abastecer a todos los mercados finales del acero plano, siendo los principales el de automoción, construcción e ingeniería mecánica. El proyecto suministrará acero principalmente a la Península Ibérica y a países cercanos como Francia, Reino Unido e Italia. Una pequeña parte de la producción se destinaría a países más lejanos de la Unión Europea.

Según se especifica en la memoria del proyecto, la industria siderúrgica es la causante de aproximadamente del 9% de las emisiones de dióxido de carbono en todo el mundo. ‘Hydnum Steel’, por tanto, nace con la misión de "impulsar la descarbonización de la industria desarrollando la planta siderúrgica del futuro: digital, sostenible y libre de emisiones de CO2". Sería esta la primera siderurgia que fabricase acero verde en la Península Ibérica, para lo que únicamente utilizaría energías renovables e hidrógeno verde en todas las etapas de su proceso productivo.

Ubicación exacta

El proyecto, con una superficie de aproximadamente dos millones de metros cuadrados, o lo que es lo mismo, 200 hectáreas, se ubicaría sobre suelo rústico de reserva al suroeste del término municipal de Puertollano, en una zona estratégica, entre el núcleo urbano y el polígono industrial ‘La Nava’ y con conexión directa a las carreteras N-420 y CR-5033 y a las redes de ferrocarril.

Se trata, según los impulsores del proyecto, de “un enclave industrial estratégico cerca de los nodos logísticos del centro, sur y oeste de España y Portugal”. Puertollano, añaden, “tiene un gran pasado minero e industrial, lo que lo convierte en un ecosistema idóneo para la implantación del proyecto, que puede aprovechar las sinergias de dicho entorno y, al mismo tiempo, convertirse en un proyecto tractor importante tanto a nivel local como autonómico, de forma que convierta a Puertollano y a Castilla-La Mancha, en un referente de la industria del futuro”.

Proyecciones de empleo

Este proyecto se propone “generar más y mejores oportunidades laborales en un territorio en el que el paro tiene una incidencia superior a la media estatal, especialmente entre mujeres y jóvenes. Apostamos por un empleo de calidad, inclusivo y enfocado al bienestar laboral de los trabajadores”, prometen desde ‘Hydnum Steel’.

Según la memoria del proyecto, la acería verde “no solo supondrá inversiones directas y nuevos puestos de trabajo en la zona, sino que también permitirá a la localidad situarse en el mapa de la industria siderúrgica, generando condiciones para atraer otras empresas ligadas a actividades de mantenimiento y servicios auxiliares que, más allá de la propia actividad productiva, generarán nuevas posibilidades de empleo indirecto y actividad para Puertollano, en particular, y para Castilla-La Mancha, en general”.

En concreto, ‘Hydnum Steel’ se compromete a la creación de un total de 509 puestos de trabajo directos, el 75% en modalidad indefinida y a jornada completa, y el restante 25% en otras modalidades de contratación. Los puestos de trabajo corresponderán a una modalidad de contratación indefinida y la empresa promotora se compromete a mantener estos empleos durante al menos dos años. De esas 509 contrataciones, 423 se harían en la Fase 1 y 86 en la Fase 2.

El 20% de esos empleos serán cubiertos con personal titulado, principalmente de Ingeniería; el 70%, con personal de Formación Profesional de diversas ramas, oficios y profesiones; y por último, un 10 % podrá ser cubierto con personal sin cualificación al que se dotará de la formación necesaria específica de la operación.

Sumando a ese medio millar de puestos de trabajo el empleo indirecto y el empleo inducido, en total las Fase I y II del proyecto generarían, según los promotores, un total de 4.204 nuevos empleos. De forma segregada, el empleo directo total creado será de 509 puestos de trabajo, como ya hemos dicho, mientras que el empleo indirecto alcanzará los 2.528 puestos de trabajo, y el empleo inducido de esta actividad económica se estima en 1.167 puestos de trabajo.

En las futuras ampliaciones de la planta, además, se estima que se puedan incrementar en más de 500 el número de empleados, llegando a contar con más de 1.100 empleos directos, 5.484 indirectos y 2.531 empleos inducidos.

Estas cifras son equivalentes a un 227% del total de desempleados en Puertollano y un 7% del total de los desempleados en Castilla-La Mancha.

La Fase I

La primera fase del proyecto consistirá en la construcción de la acería en sí y de un tren de laminación en caliente. Se acompañará de la construcción de un primer electrolizador de pequeña potencia para los consumos de hidrógeno necesarios en la acería.

En esta fase se producirá acero laminado en caliente a partir de chatarra y de DRI (hierro de reducción directa). Tanto la chatarra como el DRI serán adquiridos. Se construirán también los servicios auxiliares de planta de aguas y tratamiento de humos correspondientes a la acería y al tren, así como una subestación de alimentación eléctrica, una línea de acometida desde la subestación de Red Eléctrica de España en Brazatortas y las acometidas de agua potable e industrial.

En esta fase se contempla, igualmente, la instalación de una planta de producción del hidrógeno que será usado en la acería reemplazando el uso tradicional del gas natural, reduciendo las emisiones CO2. Este proceso usando hidrógeno es pionero dentro del sector.

Asociado a esta fase, también se ejecutarán parques de generación renovable eólica y fotovoltaica junto con sus líneas de interconexión con la subestación de ‘Hydnum Steel’.

Impacto económico

Se espera que el proyecto ‘Hydnum Steel’ propuesto, como queda justificado a lo largo de la memoria, conlleve un impacto económico en el territorio regional de más de 1.600 millones de euros en los próximos años, durante la fase de construcción, así como un impacto económico de más de 14.000 millones de euros en los próximos 25 años.

En términos de PIB, se estima que generará adicionalmente 11.788 millones de euros de impacto directo y 20.581 millones de euros de impacto indirecto e inducido en total durante la construcción y operación del proyecto, con un máximo anual de 1.521 millones de euros (directo, indirecto e inducido), equivalente al 3,6 % del PIB de Castilla-La Mancha.

La inversión de 'Hydnum Steel'

Para alcanzar estos objetivos, Hydnum Steel tendrá que hacer frente a unas inversiones en bienes de capital, también conocidos como ‘Capital Expenditures’ (CAPEX) hasta 2029. La inversión total en las Fases I y II será de 1.651 millones de euros. Sobre dicho total, 921 millones de euros corresponden a la Fase I, de los cuales el promotor ya ha incurrido en una serie de gastos desde el año 2022, que han permitido definir en detalle el plan de negocio, las inversiones necesarias y avanzar con la formalización de compromisos de compra de los terrenos. Los 730 millones restantes corresponden a la Fase II, que comenzarán a movilizarse en 2025 una vez que la Fase I esté en un estadio avanzado de construcción.

La rentabilidad del proyecto 'Hydnum Steel' se mide a través del EBITDA (ingresos-costes de producción-costes indirectos), y el previsto para el año 2026 es de 69 millones de euros, incrementándose progresivamente hasta superar los 300 millones de euros a partir del año 2032.

'Hydnum Steel' considera, asimismo, que el proyecto es elegible para optar a ayudas públicas, tanto a nivel nacional como europeo, debido a su carácter innovador y a la reducción de emisiones de CO2 que supone la instalación de este tipo de manufactura en la producción de acero. La hipótesis adoptada en el caso base es que se trata de una ayuda a la inversión, debido a su enorme impacto y tamaño, y que se imputa a los resultados anuales en la misma proporción que la amortización del CAPEX que financia.

Sobre ‘Hydnum Steel’

‘Hydnum Steel’ forma parte de ‘Russula’, grupo empresarial dedicado al sector del acero de carácter global, con clientes en más de 35 países, y que con sus proyectos ha contribuido a "incrementar la productividad, reducir los costes operacionales y las emisiones de CO2, ahorrando energía e incrementando la eficiencia de las plantas de sus clientes".