Puertollano reconoce con una plaza la gratitud artística del escultor Pepe Noja (galería fotográfica)

Un esperado homenaje a uno de los grandes artistas de España 40 años después de que hiciera realidad ese gran minero de bronce que se convertido en seña identidad de toda una ciudad

“El rostro del minero expresa bondad, trabajo y lucha. El surco, la dureza, su trabajo, su tiempo”, así plasmó Pepe Noja el Monumento al Minero que desde 1983 se levanta en el Cerro Santa Ana y que se ha convertido en seña de identidad de toda una ciudad. “El minero como hombre, el minero como ciudadano, como hijo del pueblo, trabajando para el pueblo y creador del pueblo”.

El maestro de la figuración abstracta, fallecido el pasado 5 de julio, ha recibido el reconocimiento del pueblo de Puertollano que ha dado nombre a la plaza que acoge su monumento a los mineros desde el 5 de mayo de 2000 en el puente de San Agustín.

Un esperado homenaje a uno de los grandes escultores de este país 40 años después de que hiciera realidad ese gran minero de bronce que se convertido en seña identidad de toda una ciudad y que se inauguró el 23 de febrero del 83 con la presencia de unas cinco mil personas en la ladera de Santa Ana.

Sus tres hijos junto con el alcalde, Miguel Ángel Ruiz, han descubierto la placa con el nombre del escultor Pepe Noja, con las palabras que pronunció en el 83 durante la inauguración de su conocido monumento. “Refleja la verdad de Puertollano: 256 mineros quedaron en la mina y otros muchos miles hicieron posible que hoy podamos disfrutar de su presente”.

Ejemplo de sacrificio y determinación

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz, dijo de Noja, que es un ejemplo de sacrificio y determinación, que llegó a ser uno de los escultores más reconocidos del siglo pasado en todo el mundo y que empatizó rápidamente con el espíritu de este pueblo. ”En Puertollano también consiguió tocarnos el corazón, Puertollano lleva el corazón de minero y desde hoy esta plaza tendrá más presente a quien lo hizo más visible”.

Un reconocimiento que la Corporación pretendía llevar adelante el pasado año, coincidiendo con el cuarenta aniversario del Monumento al Minero y los 150 años de minería, y que por fin se ha hecho realidad con la presencia de su familia, concejales, Fuerzas de Seguridad, sindicatos, Federación de Empresarios, asociaciones, alumnas del programa municipal de educación de adultos, el presidente regional del Partido Popular, Paco Núñez, y también del Centro de Mayores 'Margarita Salas' en un acto que ha contado con la participación de alumnos de la Fundación Fuente Agria, que han leído varios textos, y de la voz de Pako Navarrete.

El alcalde dijo de Noja que entendió a la perfección el alma de Puertollano que reflejó en dos monumentos iconos de la ciudad que muestran el esfuerzo y trabajo de los mineros y de un artista que calificó comprometido y fiel a sus ideas. “En Puertollano nos gusta la gente genuina, auténtica y Pepe Noja fue un hombre coherente a su tiempo y su verdad”.

Un escultor, subrayó el alcalde, con  setenta piezas cargadas de humanismo y repartidas por calles, parques, estaciones de metro y plazas de toda España y de todo el mundo, que pueden ser tocadas, abrazadas, como la de la plaza a la que ya dado nombre que está pensada para que todos y especialmente los niños puedan interactuar con ella, mirarlas de cerca y sentirlas.

El corazón del minero

Un emotivo acto en la barriada del Carmen en la que se pudo escuchar las palabras que José Noja que pronunció aquel día de febrero del 83 en el que se inauguró aquel impresionante Monumento al Minero. Su voz confirmó que con esta obra quiso reflejar la verdad de Puertollano y de la que ha sacado el pedazo de bronce del corazón del minero que está en el Cerro Santa Ana, “porque ese corazón está aquí. El corazón son ustedes, el pueblo llano representa el corazón de ese minero que está en las alturas”.

Puertollano, un hito en la trayectoria de Noja

Su hijo, José Manuel Noja, afirmó que Puertollano ha marcado un hito en la trayectoria artística de su padre, ya que la escultura del minero fue el final de un estilo y el inicio de una nueva etapa creativa dos años más tarde.

Recordó que su padre nació en una zona minera y ahora mismo sus cenizas reposan en una mina en Asturias. “Puertollano es digno nombre de su trayectoria vital con las dos esculturas dedicadas a los mineros. El arte tiene que ser hecho por y para el pueblo y que mejor que una plaza como esta”.

La esencia de Puertollano en una misma escultura

Para el historiador Luis Pizarro la decisión de diseñar el Monumento al Minero sin apenas herramientas fue una opción original que en una sola estatua maravillosa se aunara la esencia de Puertollano manifestada a través de los planos que componen al Monumento al Minero que no deja de ser el propio carbón del que surgió nuestra historia.

Pizarro rememoró lo le bastó con eso y se encargó a Noja un monumento que se identificase más con los ciudadanos mediante una obra figurativa “con unas figuras en las que se demuestra que están haciendo, la expresividad de sus figuras, los músculos tensionados, el esfuerzo que hacen por penetrar en la piedra es otra muestra más de lo que es nuestra historia”.

Una obra que se completó en Puertollano con un busto de Enrique Tierno Galván en el colegio al da nombre en la calle Talavera, por encargo de 1986 del alcalde, Ramón Fernández Espinosa.

Para el historiador, su familia puede sentirse muy contenta con este gran homenaje por reconocer su obra que hace que Puertollano se convierta en un hito para todos los que quieran conocer la obra extendida por toda España de este genial escultor.

Dar belleza a la realidad

Por último, el concejal de cultura, Juan Sebastián López Berdonces, señaló que es un homenaje merecido a quien hizo lo que todo artista hace, que es dar belleza a la realidad que todos vemos. “Gracias al maestro Noja lo que hizo que todos los que quemaron sus vidas entre carburas, picos y vagonetas pudieran perdurar como aquellos que hicieron posible la sociedad de bienestar que hoy se vive en Puertollano”.

Alumnos de la Fundación Fuente Agria han participado en el acto
Los hijos de Pepe Noja ante su monumento