El Gobierno regional contribuye al embellecimiento del entorno de la ermita de San Juan Bautista de Almagro en su 400 aniversario

Ha colaborado sufragando la escultura conmemorativa de esta efeméride
La delegada provincial de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Inmaculada Jiménez, ha representado al Gobierno de Castilla-La Mancha en uno de los actos programados para conmemorar el 400 aniversario de la ermita de San Juan Bautista ubicada en la localidad de Almagro, “un excepcional ejemplo de arquitectura popular de sencillo exterior e interior sorprendente con una peculiar techumbre de madera mudéjar”.

Invitada por la Hermandad de Jesús de las Tres Caídas y María Santísima de la Esperanza, la delegada ha asistido al descubrimiento y presentación del monumento conmemorativo del 400 aniversario de construcción y levantamiento de esta ermita (1624-2024), consistente en una escultura de bronce realizada por el prestigioso escultor José Antonio González López-Arza.

Se trata de un diseño que representa una imagen a tamaño natural de San Juan Bautista que se ubica en el parque exterior de dicha ermita y que, desde hoy, ofrece una mayor belleza si cabe con esta obra de arte que ha contado con la colaboración económica del Gobierno de García-Page.

Un respaldo institucional resaltado por Inmaculada Jiménez, pues en unos casos supone contribuir a la conservación y mejora del patrimonio cultural, artístico y patrimonial y, en otros, al enriquecimiento de nuestra identidad y de nuestras tradiciones.

La delegada provincial de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital también ha tenido palabras de agradecimiento para la Hermandad de Jesús de las Tres Caídas y María Santísima de la Esperanza presidida por José Manuel Ruiz González, a quien ha trasladado los mejores deseos para este año tan especial.

Indicar que junto a Inmaculada Jiménez, han intervenido en este acto el alcalde de Almagro, Francisco Javier Núñez; Adrián Fernández en representación de la Diputación de Ciudad Real; el escultor José Antonio López-Arza, y el párroco de la localidad, Joaquín Gutiérrez, además de una amplia representación de la sociedad almagreña.

Comentarios