¿Qué es una Red Privada Virtual (VPN) y para qué sirve?

Dependiendo de la zona en la que se resida o el país, en ocasiones, no es posible acceder a todo el contenido de la red. Normas, prohibiciones, censura... la realidad es que no todo el mundo puede disfrutar de servicios o plataformas debido a estas restricciones, pero, por suerte, existe una manera para lograrlo: las VPN. Estas nos permitirán acceder a contenidos de plataformas como Movistar, si no las tenemos disponibles en donde residimos, y para la que, por cierto, te invitamos a saber más si no sabes cómo hacerlo. Pero antes, hablaremos de lo que es una VPN, para qué sirve y las ventajas de usarla.

¿Qué es una VPN?

Una red privada virtual o un VPN es, como su propio nombre indica, una red privada con la que podrás navegar por internet a través de tus dispositivos. De este modo, al ser privada, los datos que se transmiten son anónimos, puesto que oculta la información de quien la usa, como puede ser, por ejemplo, las direcciones IP, a la vez que cifra estos datos. Por ello, una VPN tiene varios usos, desde tener una mayor privacidad hasta incluso, navegar de una manera más segura.

Como la VPN cifra los datos, resulta mucho más difícil acceder a aquellos comprometidos, tales como contraseñas, tarjetas de crédito... Además, gracias a la VPN y al anonimato que ofrece, se pueden disfrutar de servicios que, quizá, en el país donde resides no estén disponibles por diversas causas.

¿Qué se puede hacer con una VPN?

Viendo para lo que sirve la VPN, surge la pregunta de, entonces, qué se puede hacer con ella y cuáles son las ventajas de contar con este tipo de red. Así, en este sentido, las VPN son muy útiles para cuando, por ejemplo, vas a conectarte a Internet desde una red o acceso público. Esto se debe a que, al igual que tú puedes conectarte a esa red sin coste, otros sin buenas intenciones también pueden hacerlo. Este tipo de redes son, por ejemplo, las que podemos encontrar en algunos locales que nos permiten conectarnos a su red gratis e, incluso, aunque se necesite contraseña, en otros lugares como, por ejemplo, los hoteles. Por eso, al usar una VPN, podremos navegar protegiendo nuestros datos y nuestro dispositivo, cuidándonos de las vulnerabilidades típicas de las redes públicas. 

En cuanto a la privacidad, la VPN te ayudará a navegar por Internet protegiendo tu privacidad. Esta tiene mucho que ver con tu historial de navegación, cuyos datos, si son vulnerados, suelen venderse a empresas o con fines publicitarios. Así pues, ocurre que, en ocasiones, cuando hacemos una búsqueda de un artículo como, por ejemplo, una marca de zapatos, nos puedan aparecer anuncios de zapatos de esa marca o zapaterías cercanas a nosotros. En cambio, si navegamos a través de una VPN, esto no sucederá, porque nuestros datos estarán protegidos. 

Con todo, aparte de proteger nuestra privacidad, nuestra identidad y permitirnos navegar de una manera más segura, las VPN también nos permitirán, como hemos señalado antes, a acceder a servicios que no están disponibles en nuestro país, como pueden ser los servicios de streaming. De este modo, gracias a una VPN, se puede acceder a servicios mundiales de este tipo, pues una de las posibilidades que ofrece la red privada virtual es la de poder cambiar la dirección IP de un país por otra con la que sí pueda disfrutar de los contenidos disponibles en otros lugares.

¿VPN gratuita o de pago?

Si bien las VPN gratuitas pueden tener algunas de las ventajas de las de pago, lo cierto es que, más allá de poder cambiar la IP de manera gratuita, tienen sus limitaciones. Por ejemplo, estas VPN suelen tener un menor ancho de banda, lo que implica una menor velocidad y, por tanto, no son las más indicadas si se quiere acceder a servicios de streaming. Además, estas pueden recopilar tus datos y mostrarte anuncios con el fin de costearse y, por último, suelen tener menos servidores. 

Por todo ello, sin duda, lo más recomendable es acudir a una VPN de pago, ya que no solo te ayudarán a navegar de manera segura por Internet y protegerán tu identidad, sino que, aparte, gozarás de una mayor velocidad al no restringir el ancho de banda, por lo que te sirven a la perfección para servicios de streaming. No solo eso, tienen más servidores y, además, son mucho más seguras, con protocolos y funciones de seguridad en línea.

En resumen, si deseas navegar más seguro por Internet, ocultar tu identidad o acceder a servicios de streaming que no estén disponibles en tu país, no dudes en consultar cuál sería la mejor VPN para tu caso y tus necesidades. Una VPN te brindará el mejor medio de navegación segura, para que no temas conectarte desde donde quieras y proteger, así, tus dispositivos y tus datos.