El alcalde de Fuencaliente retirará los vestigios de la dictadura, “una asignatura pendiente de anteriores gobiernos municipales”

Rubén Paz asegura que "nuestro equipo de Gobierno cumplirá la Ley de Memoria Histórica en todos sus términos, algo que se tenía que haber hecho hace años”

El Ayuntamiento de Fuencaliente tomará en consideración las demandas recibidas de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica que reclama tomar medidas para “hacer algo que ya debería haberse hecho”, como afirma el alcalde, Rubén Paz.

Rubén Paz, que ha atendido a numerosos medios de comunicación estos días, lamenta que Fuencaliente sea noticia por este asunto y ha explicado que el consistorio ha recibido sendos escritos de la ARMH para tomar en consideración el cumplimiento legislativo en esta materia.

El alcalde ha podido explicar que, a través de los escritos recibidos, se ha iniciado un expediente para cumplir la ley y retirar los vestigios de la dictadura y solicitará ayuda para restaurar la fuente e iniciar así mismo las mejoras de la fachada de la parroquia que sirvan para “fortalecer el patrimonio de todos los vecinos y vecinas”.

El equipo de gobierno responde así a las informaciones que diversos medios han publicado mostrando un incumplimiento “antidemocrático”. “Por lo que sabemos, el Ayuntamiento hace años cambió la nomenclatura de algunas calles pero no concluyó el proceso de retirada de vestigios que exige la ley”

El portavoz del equipo de gobierno, Agustín Mora, señalaba que antes de que la noticia saltara a medios ya se tomó alguna medida para evitar la exposición de parte de la simbología franquista retirándolas del salón de plenos “que había pasado inadvertida a otras corporaciones”.

Mora aclaraba que “no se pretende generar polémicas sino actuar con plena normalidad democrática y acorde a la ley, que es lo que se espera de un gobierno comprometido con la Constitución Española y los valores democráticos”.

Comentarios