La Semana Santa y sus preparativos se dejan sentir este fin de semana en Daimiel

Coincidiendo con la primera semana de Cuaresma

Ha sido un fin de semana con tan solo una actividad cultural. La única al margen de una agenda con hasta ocho actividades, todas ellas de carácter cofrade. La primera se desarrolló el viernes por la noche con la celebración de la tertulia a cargo de la cofradía de Nuestro Cristo de la Columna y Nuestra Señora de la Amargura.

La mesa estuvo formada por Alberto Fernández como moderador, Emilio Rodríguez de Guzmán, José Ramón García, José Miguel García-Consuegra, David Martín-Consuegra y Francisco Jiménez de los Galanes como ponentes. Durante la charla, bajo el título de ‘Vivencias, recuerdos y anécdotas en Semana Santa’, los participantes profundizaron sobre sus vivencias más personales junto a sus familiares y otras más profesionales siendo hermanos y miembros de la junta directiva de las cofradías.

El presidente y el secretario de ‘Los Coloraos’, Carlos Fernández de Marcos y Alberto Fernández anunciaron una nueva tertulia para el 8 de marzo con motivo del Día de la Mujer donde se ahondará sobre la importancia de la mujer en la Semana Santa.

El viernes por la tarde también tuvo lugar el rezo del Santo Vía Crucis y Solemne Triduo en honor al Santísimo Cristo del Sepulcro en la parroquia de San Pedro Apóstol, de donde posteriormente se iniciaría el traslado de la sagrada imagen de Nuestra Señora de la Amargura al convento de Las Mínimas para el Vía Matris de la Junta de Hermandades.

Las actividades cofrades continuaron el sábado en el Centro Pastoral Josefinas, donde la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad presentó por primera vez el cuadro ‘Corbato’ de Juan D’Opazo en el cabildo ordinario. La obra con un gran significado para ‘Los Corbatos’ es un retrato de un hombre daimieleño conocido como ‘El chino’ que viste la indumentaria que llevaban los hermanos el Viernes Santo antes de que se instaurará la actual túnica blanca y capillo negro en 1920.

Después de comprar la obra a un particular y de presentarla oficialmente ante los hermanos, la cofradía la trasladara al Museo Comarcal para que todos los daimieleños pueden ver la pintura del hijo predilecto de Daimiel. Su presidente, David Rodríguez, confesó sentirse “orgullo y contento” de que el cuadro ya forme parte del patrimonio de la cofradía y agradeció la ayuda del Ayuntamiento de Daimiel y de Eva Jiménez de los Galanes.

Posteriormente y a pesar de la bajada de temperaturas y las precipitaciones de los últimos días, una gran multitud de daimieleños se congregaron en el convento de Las Mínimas para presenciar la salida de la imagen de la Virgen de la Amargura. La titular de ‘Los Coloraos’ encabezó por primera vez el Vía Matris de la Junta de Hermandades de Daimiel que recorrió las calles más céntricas de la localidad hasta finalizando el desfile profesional en la parroquia de San Pedro Apóstol, sede canónica de la cofradía.

Cientos de fieles acompañaron durante más de dos horas a la Imagen en el rezo de las estaciones que, en este caso, correspondieron a los siete Dolores de la Virgen. El alcalde, Leopoldo Sierra, y varios miembros de la Corporación Municipal participaron en el Vía Matris junto a los representantes de las cofradías y hermandades daimieleñas y fieles. Asimismo, el acompañamiento musical corrió a cargo del coro de cámara Laminium.

Mientras se estaba celebrando el Vía Matris, el Teatro Ayala acogía una nueva edición del Festival de Danza de la Escuela Municipal de Música y Danza en la que también participó el grupo de baile ‘Taconarte’.

Más de una treintena de alumnas representaron bailes africanos inspirándose en la banda sonora de la película ‘La mujer rey’.  La escuela local logró representar la esencia de la cultura de África apostando por “vestimentas llamativas y coreografías con ritmos rápidos y complejos”, manifestaba la profesora Paqui Bravo, que agradeció la gran acogida por parte de los daimieleños.

Los actos cofrades de este fin de semana han finalizado este domingo con el cabildo ordinario de la Archicofradía de la Pasión en el convento del Cristo de la Luz, donde se ha presentado algunas novedades de cara a Semana Santa.

Durante el Martes Santo, su titular, el Cristo de la Luz, procesionará completamente restaurado incorporando un llamador en su trono y acompañado por un quinteto de música.

También el domingo, la Archicofradía de la Pasión realizó su reflexión sobre la pasión de Cristo recorriendo el Vía Crucis en el interior del claustro del convento y ‘Los Coloraos’ ensayaron el paso de portadores de Nuestra Señora de la Amargura.