Las reservas hoteleras se mantienen casi al completo en Daimiel pese a las previsiones de lluvia

Las cifras recogen una ocupación de casi el 100%

Las reservas en hoteles y restaurantes daimieleños para las fechas clave de Semana Santa se mantienen, a pesar de la confirmación de lluvias en la previsiones meteorológicas hasta el Domingo de Resurrección.

De este modo, las cifras de prácticamente todo completo en alojamientos que había hace un mes y que recoge el reportaje publicado en la revista municipal Daimiel Noticias, no se han visto afectadas por el brusco cambio de tiempo que se ha producido ya desde la madrugada del Domingo de Ramos.

Así se lo han trasmitido los gerentes de hoteles, casas rurales y viviendas de uso turístico al presidente de la asociación Tablas de Daimiel, Jesús Pozuelo, que también este martes preparaba ‘La Casa del Príncipe’ para los visitantes que la ocuparán desde el Viernes Santo.

“En la consulta que he hecho nadie me ha dicho que haya habido cancelaciones, con lo cual el nivel de reservas se mantiene casi al cien por cien. Quedará alguna habitación suelta, pero no para los días fuertes del jueves al sábado”, indicaba.

En el caso de los restaurantes, “las mesas reservadas hace más de un mes se mantienen intactas, no se han producido cancelaciones”. Otra cosa es si preguntas por los negocios con terraza que, lógicamente, van a tener un volumen de negocio muy bajo. Al menos, matiza Pozuelo, el Domingo de Ramos funcionó bien para ellos. “Normalmente los días más potentes para las terrazas son este pasado domingo y el Jueves Santo, por suerte han salvado uno”, apunta.

Lo que se ha frenado en seco desde la confirmación de las precipitaciones son las visitas guiadas al parque nacional. “Creo que vamos a tener poco trabajo en Las Tablas, a no ser que el turista se decida a última hora”, indicaba. “No solo no están entrando, si no que también se están cancelando reservas”.

La esperanza para empresas como Destinos Manchegos, que gestiona Pozuelo, u otras del sector como Caminos del Guadiana es que estas lluvias “siembren para una buena primavera porque el parque cogerá más agua y va a haber una floración espectacular, aunque no piensen lo mismo los alérgicos”.