Acabados los nuevos baños del Pósito de Daimiel

Esta actuación ha superado los 46.000 euros y ha adaptado los antiguos servicios que utilizaban los alumnos de Educación Infantil en tres dependencias habilitadas para los jóvenes y para personas con movilidad reducida

Los nuevos baños del Pósito ya están acabados. El concejal de Obras, Jesús Villlar, ha recorrido junto a los medios de comunicación locales esta segunda fase de la intervención que culminará con la apertura de este centro ahora municipal como espacio de encuentro para los adolescentes.

Villar ha recordado que la actuación ha superado los 46.000 euros y que ha adaptado los antiguos servicios que utilizaban los alumnos de Educación Infantil en tres dependencias habilitadas para los jóvenes y para personas con movilidad reducida. Esta obra se ha sufragado con una subvención de la Diputación Provincial.

El concejal de Obras también ha informado que el siguiente paso será el pintado de las aulas, proyecto que ya ha sido adjudicado y que tiene un presupuesto de “algo más de 6.000 euros”. Esa nueva fase, respaldada “con fondos municipales”, se quiere iniciar tras la Semana Santa.

Asimismo, Villar ha traslado que su compañero y concejal de Juventud, Román Ortega, está analizando las alternativas para dotar a las aulas del mobiliario y de los elementos necesarios que hagan atractivo su uso para los jóvenes daimieleños.

Por último, el también concejal de Urbanismo ha informado de los proyectos que va a emprender el Ayuntamiento en calles o edificios públicos municipales. Así, ha anunciado el arreglo del acerado de los números pares de la calle Don Quijote, la actuación en la cubierta de la Venta Borondo o el comienzo del bacheo de los caminos rurales, que quiere tener en marcha antes de que los daimieleños comiencen a desplazarse a sus segundas residencias en el campo.

Entre las actuaciones en ejecución, Villar indicaba que “se está terminando la senda peatonal de la variante”, e informaba “la adecuación del canal de la depuradora porque se había desbordado en un tramo y había inundado una finca con esas aguas fecales”.