Corral de Calatrava homenajea la longevidad de cinco mujeres y a sus trabajadoras de ayuda a domicilio

Con motivo de la conmemoración del Día internacional de la Mujer

El municipio de Corral de Calatrava ha acogido este sábado 9 de marzo, con motivo de la conmemoración del Día internacional de la mujer, un acto homenaje a las mujeres nacidas en 1933 y a las siete auxiliares de ayuda a domicilio.

El acto ha tenido lugar en el Espacio Cultural de la Villa donde al comienzo, una de las mujeres que forman parte del Consejo local, María del Señor Nieto ha leído el manifiesto de la Consejería de Igualdad de la JCCM  alusivo al 8-M dando cuenta de los avances logrados en materia de igualdad y de los que aún faltan por conseguir.

Cinco mujeres de la localidad, nacidas en 1933, sólo una con 91 años y otras que los cumplirán a lo largo del año han sido presentadas por la alcaldesa de la localidad, Rosa Suñe, la presidenta del Consejo Local de la Mujer Mariví Maestro y María del Señor Nieto, ante un público, donde se encontraban numerosos amigos y familiares de todas las homenajeadas.

El primer turno ha sido para Jacoba Paz. Nació un 15 de febrero y tuvo cinco hermanos. Como la mayoría de mujeres de su época, no fue la escuela, su madre la requería en casa. Jacoba tuvo que cuidar de uno de sus hermanos, Bernardo, y se casó ya de mayor con Antonio, trabajador del campo. Actualmente está viuda y es muy participativa. Con su andador y acompañada de su cuidadora, le gusta acudir a todas las actividades que se organizan en el municipio.

Victoria Torres, nació el 18 de marzo en Miguelturra y llegó a Corral  con 17 años a trabajar en la tejera, una fábrica de ladrillos muy importante en las décadas de los 50 y 60 en el municipio.  Le gustaba trabajar la alfarería y abrió una tienda donde vendía  platos de la Virgen de la Paz, patrona del pueblo.  Se casó a los 24 años con Antonio del Campo, albañil. Llevan 70 años juntos, “un matrimonio sólido, cómplice, que demuestra la durabilidad del amor”.

El tercer turno ha sido para María de los Ángeles Encinas, que nació un 2 de agosto del año 33, en una finca de Corral. Era complicado ir a la escuela, pero ella vivió en un pueblo de Salamanca, con sus tíos, dónde disfrutó de su niñez en el colegio y en vacaciones iba a Corral. Se casó y tuvo siete hijos. Actualmente, está en sillas de ruedas tras sufrir un ictus y aunque no puede mantener una conversación, su sonrisa, cálida, siempre le acompaña.

A la siguiente homenajeada siempre le ha gustado bailar y si no hubiera sido por las restricciones de la época que le tocó vivir, quizás hubiese sido una bailarina profesional. Ella nació el 1 de noviembre, por eso se llama en realidad María de los Santos Nieto. Sí fue a la escuela, pero pronto abandonó los estudios porque tuvo que quedarse en casa ayudando, ya que eran cinco hermanos. Tiene dos hijos y a día de hoy disfruta de sus nietos y bisnietos, y aunque feliz “echa en falta a su compañero de vida, Hilario, ya fallecido”.

La última mujer del año 1933 vive actualmente en la residencia de mayores de Poblete. Tomasa Campos nació un 18 noviembre y vivió siempre en Madrid. Era costurera, trabajó para los mejores sastres de Madrid, los que vestían a cantantes como Rafael y El Fary. Fue una mujer adelantada a su tiempo, y como su vida no transcurrió en el pueblo, sus vivencias fueron diferentes. Se sacó el carnet de conducir y cuando su marido y ella se jubilaron se fueron a vivir a Corral.

Las mujeres auxiliares de ayuda a domicilio también han recibido su reconocimiento. Mª Ángeles Mora, Conchi Novalbos, Mariví Maestro, Noelia Campillo, Teresa Espinosa, Gloria y Cristina Acosta son conocidas en el pueblo “como las mujeres de la bata blanca” en alusión al uniforme de trabajo que llevan. Andan para arriba y para abajo por las calles, acudiendo a las casas de los mayores dependientes que necesitan de sus cuidados.

“Siempre se elige a una mujer, pero este año hemos querido elegir un colectivo”, decía la alcaldesa Rosa Suñé. “Es siempre un debate, porque todas las mujeres lo merecen, pero finalmente desde El Consejo local se decantaron por las mujeres de bata blanca que siempre dan lo mejor de ellas mismas”.

“El servicio a domicilio tiene como objetivo proporcionar  atención personal en la higiene, la limpieza, la toma de medicamentos o  hacer la compra al usuario con el objetivo de  mejorar la calidad de vida de las personas dependientes para que puedan mantenerse en el domicilio”, ha explicado la regidora.

Suñe ha destacado “la gran calidad humana de estas seis trabajadoras. Tenemos mucha suerte de contar con ellas.  Su entusiasmo contagia a nuestros mayores. Se implican y resuelven. Todas han demostrado gran sensibilidad para este trabajo”.

 “Con el tiempo se romperá el estereotipo de lo que los cuidados es solo cosa de mujeres aunque también hay que mencionar que algunos hombres han pasado por este trabajo”, subrayaba la alcaldesa.

Suñé ha concluido su intervención mostrando “su orgullo por todas ellas que son capaces de repartir su amor a los mayores que cuidan”.

Todas las homenajeadas han recibido un gran ramo de flores y una placa con su nombre en recuerdo de este día.

Ha sido el acto principal de todas las actividades organizadas con motivo del Día internacional de la mujer que han incluido charlas, conferencias y jornadas en el gimnasio municipal durante toda la semana.

Este domingo se pone el broche de oro a la programación con la actuación de los artistas Quintín Zamora y Eva María que pondrán el toque flamenco a la tarde. 

Comentarios