Multitudinaria inauguración de las nuevas instalaciones de 'Embutidos y Jamones JAN' en Corral de Calatrava

Han asistido 300 personas entre familiares, amigos, clientes y proveedores, junto a la alcaldesa Rosa Suñé

Este pasado sábado se llevaba a cabo la inauguración oficial de las nuevas instalaciones de la empresa Embutidos y Jamones JAN de Corral de Calatrava. Un acto inaugural al que asistieron cerca de 300 personas entre familiares, amigos, clientes y proveedores y que contó también con la presencia de la alcaldesa de la localidad, Rosa Suñé.

Esta empresa, que nacía en 1951 gracias a la iniciativa de Ignacio Nieto, avanza ya por la tercera generación y su expansión se demuestra con la inversión realizada para la construcción de estas nuevas instalaciones que demuestran su apuesta y compromiso con la marca que es ya una seña de identidad no solo a nivel local y comarcal, sino que la han hecho extensiva a nivel nacional e internacional.

José Antonio Nieto, visiblemente emocionado, recordaba sus comienzos cuando “José Antonio y Maruja montan su pequeño negocio de carnicería y, con muchos años de trabajo y sacrificio sacan adelante esta empresa, para más tarde tomar mi hermano y yo el relevo con las enseñanzas que nuestro padre nos va dando y así conseguimos hacer crecer un poquito más la empresa”, añadiendo que “damos un pequeño paso que esperamos que se de bien y nos ayude a seguir creciendo”.

Rosa Suñé agradece su inversión

Por su parte, la alcaldesa de la localidad, Rosa Suñé, reconocía que “este día es un día muy especial, para vosotros, para vuestra familia, vuestros amigos y, por supuesto, para Corral de Calatrava”. La máxima dirigente de la localidad corraleña recordaba cómo en el 2020 ya recibía un reconocimiento como “empresa ejemplar, y se ha demostrado que era un reconocimiento justo porque su trabajo y esfuerzo ha llegado hasta el día de hoy y le damos las gracias por eso”. No faltó el recuerdo a la figura que marcó la vida laboral de José Antonio y Fernando, la de su padre José Antonio Nieto, que supo inculcarle los valores necesarios para que su empresa no solo se mantuviera, sino que fuera creciendo con el paso de los años a pesar de la dura competencia a la que tienen que enfrentarse. Trabajo, sacrificio, compromiso y trato exquisito con clientes y proveedores. Herramientas que los han llevado a ser un referente en el mundo de los embutidos.

Suñé, además, les recordaba que “no habéis estado solos, porque contáis con el apoyo de la familia, que ha sido muy importante” y les agradecía su esfuerzo porque “este relevo generacional es una maravilla y para los pueblos pequeños es muy importante y nos hace mucha falta”, recordándole a José Antonio que “ya en el 2020 reivindicabas la empresa en el medio rural. Era muy complicado, pero lo habéis conseguido”, finalizando su discurso deseándoles “mucha suerte”.

Una placa como agradecimiento a sus padres

El acto de inauguración terminaba con un vídeo sobre la historia de la empresa y con el descubrimiento de una placa en la entrada del recinto que Maruja Romero, madre de José Antonio y Fernando, se encargaba de descubrir. Un gesto hacia sus padres “con la mayor gratitud por llegar a realizar este proyecto siendo nuestra herencia profesional y, sobre todo, familiar. Vuestro trabajo hizo que esta empresa sea lo que es hoy”.

 

Comentarios