CSIF denuncia "las graves deficiencias de la Oficina de Información de la Seguridad Social de Ciudad Real"

Reclama la "mejora urgente" de sus instalaciones

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia las "graves deficiencias estructurales" que, desde hace más de 15 años, presenta la Oficina de Información de la Seguridad Social (OISS) de Ciudad Real y que, con las últimas lluvias caídas la pasada Semana Santa, "se han agravado aún más".

"Techos caídos sobre las mesas de trabajo, charcos de agua en los pasillos, goteras y humedades por todo el edificio, cuadros eléctricos rodeados de grandes manchas de humedad y algún dispositivo eléctrico lleno de agua. Esos fueron los problemas que se encontraron los más de 40 trabajadores del centro tras regresar de Semana Santa. Una situación que no es nueva, pues no es la primera vez que ocurre, y que supone un riesgo enorme, especialmente, para los trabajadores de la unidad médica, pero también para los funcionarios y pacientes que asisten a diario a consulta, muchos de ellos con grandes dificultades físicas para acceder a las instalaciones", argumentan.   

Estos problemas estructurales se vienen produciendo desde el primer día de la apertura oficial de dicho centro. De hecho, asegura el responsable provincial del sector de la Administración General del Estado, José Canales, a día de hoy, “persisten sin ponérsele solución”.

“Es lamentable que más de una década después todo siga igual y desde la Dirección Provincial del TGSS/INSS no se haga nada. Lo único que han ido haciendo es poner parches, con un considerable gasto de dinero público, pero no soluciones”, asegura Canales, quien reconoce que el riesgo de accidentes es muy importante. “De haberse producido los desprendimientos de techo mencionados, con pretiles metálicos incluidos, en días laborables, estaríamos hablando de desgracias personales. Aparte de los desprendimientos en la 4ª planta, se ha producido alguno más en la planta baja, sobre una mesa de atención al público.

El sindicato lamenta que los médicos evaluadores de las situaciones de I.T tengan que pasar las consultas médicas con grandes zonas del techo descubiertas, como consecuencia de los desprendimientos, y con cubos colocados por diferentes zonas para recoger el agua. En cambio, la única solución que se pone al problema es que el personal de limpieza del centro coloque mochos de fregona colgando en determinadas zonas del edificio para reconducir el agua caída y poder recogerla en cubos colocados debajo.

En este sentido, Canales asegura que los problemas se inician en la cubierta del edificio y resto de paramentos exteriores, siendo la unidad médica (ubicada en la 4ª planta) la más perjudicada. Pero los problemas no se quedan ahí y llegan hasta el sótano, en el cual hay grandes manchas de humedades y donde el sistema de calefacción se encuentra permanentemente encendido “para que se vayan secando  las humedades existentes”, encontrándose los cuadros eléctricos y el resto de instalaciones eléctricas seriamente amenazadas por la humedad y las filtraciones.

Por todo ello, CSIF exige a la Dirección Provincial del TGSS/INSS que ponga solución de forma urgente al problema y que, en breve, subasane todas las deficiencias que presenta el edificio desde su construcción. Asimismo, anuncia que llevará a cabo las acciones legales que correspondan en defensa de la seguridad y salud de los trabajadores y ciudadanos que acuden a dicho edificio.

Comentarios