InicioProvinciaVillarta de San Juan celebra sus particulares Paces

Una treintena de peñas coheteras, conformadas por unas 400 personas, han lanzado de principio a fin de la procesión decenas de miles de cohetes para mostrar su fervor hacia la Virgen de la Paz

Villarta de San Juan celebra sus particulares Paces

Los vecinos y vecinas de Villarta de San Juan han vuelto a disfrutar este 2023 de su fiesta más grande y característica, Las Paces. Una festividad en la que se rinde culto a la patrona de la localidad, la Virgen de la Paz, a través del fuego y de la pólvora.

Desde primera hora de la mañana, los cohetes rompían el silencio del amanecer, despertando a los vecinos y vecinas del municipio con el particular estruendo de estos artefactos pirotécnicos que no faltan en Villarta de San Juan ni dejan de sonar durante sus fiestas. Artefactos que son lanzados por la treintena de peñas coheteras que existen en el municipio y que las conforman unas 400 personas.

A la una de la tarde, la Virgen de la Paz salía de su templo, momento en el que los vecinos y visitantes se agolpaban en torno a la imagen de la patrona para vitorearla y comenzar así la procesión por las calles de la localidad.

La alcaldesa de Villarta, Irene Ruiz, ha destacado que el 24 de enero siempre ha sido una fecha marcada en el calendario para todos los vecinos de la localidad y de pueblos cercanos. La primera edil también ha tenido palabras de agradecimiento para las peñas y asociaciones que hacen posible esta celebración. Agradecimiento especial el que han recibido los miembros de la ‘Operación 2.000’, que celebran su 50 aniversario.

2.000 docenas de cohetes en tres minutos bajo el nombre de ‘Operación 2.000’

A las tres y media de la tarde llegaba la ansiada y esperada ‘Operación 2.000’, una singularidad de estas fiestas que la hace única. 2.000 docenes de cohetes que explotan en apenas de tres minutos cuando la patrona llega a la iglesia de San Juan Bautista de la localidad, conocida entre los vecinos como ‘la iglesia vieja’.

El río Cigüela, o Gigüela para los vecinos de Villarta, es el testigo de la ‘Operación 2.000’, desde donde se puede observar la batería formada por 2.000 docenas de cohetes (24.000).

Tras el estruendo asolador de los 24.000 cohetes, que han hecho vibrar literalmente toda la localidad de Villarta, la virgen se ha dirigido hacia su iglesia, donde descansará hasta el próximo año. Pero antes, los vecinos han pujado por ser ellos quienes el próximo año porten a su patrona a hombros por las calles de la localidad.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO