InicioRegiónUPA-CLM y la directora general de Agricultura trabajan en el nuevo diseño...

Durante una reunión

UPA-CLM y la directora general de Agricultura trabajan en el nuevo diseño de la medida de reestructuración de viñedo

Que el sector vitivinícola de la región es uno de los más importantes a nivel social y económico, no lo duda nadie, más teniendo en cuenta las últimas cifras de exportación presentadas en fechas recientes. Por este motivo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se ha reunido con la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, para analizar cómo afectan las operaciones de la Intervención Sectorial del Vino en la reestructuración de viñedo de Castilla-La Mancha.

Alejandro García-Gasco, responsable de Vino de UPA ha indicado que en esta reunión se analizaron diversas cuestiones que afectan al sector vitivinícola referentes a los condicionantes medioambientales y de cambio climático de la nueva PAC y la reestructuración de viñedo. En este sentido, durante la reunión se analizaron el porcentaje de acciones que tiene que cumplir los viticultores para cumplir los objetivos de la nueva PAC, “hemos analizado con la Consejería su desarrollo y el posicionamiento del sector porque son varias las cuestiones que nos preocupan teniendo en cuenta el momento que atraviesa el sector y los viticultores en concreto”, ha indicado García-Gasco.

UPA ha hecho una serie de propuestas para la mejora del proceso de reestructuración como un listado de variedades autóctonas de Castilla-La Mancha cuya adaptación a estos nuevos condicionantes y el cambio climático parecen adecuadas, así como que en las operaciones de viñedo de secano entren todas las variedades para potenciar el ahorro de costes.

“Se han abordado varias cuestiones importantes, entre otras el apoyo de la Consejería al subirlo un 70-75 % de financiación en vez del actual 40/50 %”, ha indicado García-Gasco; lo cual implica que se llegará a un porcentaje menor de viticultores en beneficio de la calidad y la efectividad. Desde UPA Castilla-La Mancha se apuesta por priorizar a la hora de aprobar los proyectos de restructuración de viñedo y cómo afectan a jóvenes y pequeñas y medianas explotaciones, “así como que en vez de 25 hectáreas se reduzca a 15 hectáreas”.

Otra de las cuestiones importantes, que afecta a todo el sector agrícola y ganadero, es el incremento de costes en general y en algunos materiales y cómo está afectando a estas actividades de reestructuración. De ahí que los responsables de la organización agraria hayan solicitado la actualización del próximo plan de reestructuración y adaptación a estos incrementos de costes desmesurados, “para que se recojan en la propuesta”, han concluido desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO