InicioRegiónUPA-CLM aclara conceptos ante la aplicación de la legislación laboral en el...

En una reunión con el delegado de Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca

UPA-CLM aclara conceptos ante la aplicación de la legislación laboral en el sector

Conscientes de la importancia de la regulación en materia laboral, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se ha mantenido una reunión con el delegado de Gobierno en la región, Francisco Tierraseca, y Juan Díaz Rokiski, director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, para trasladar los problemas que la adaptación de la reforma de la legislación laboral podría ocasionar en la gestión de los contratos en temporadas.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha explicado que la nueva norma indica que la única modalidad que se adapta al trabajo de temporada del sector agrícola es la contratación de fijos discontinuos pues la mayoría de actividades que realizan los agricultores tendrían esta catalogación. El responsable de la organización ha explicado la necesidad de tener en cuenta la casuística del sector económico más importante de la región, donde el tipo de contratación en las explotaciones familiares puede verse sometido a un buen número de condicionantes externos: pocos días de trabajo; gran cantidad de bajas voluntarias de los trabajadores sin preaviso, gran volumen de contrataciones hasta que se logra crear una cuadrilla estable o que se desconozcan con suficiente antelación los plazos exactos para dichas actividades. Adversidades o dificultades ajenas al propio agricultor que en el momento de iniciarse el trabajo echan por tierra la producción sin más opciones.

Los responsables de UPA en la región han trasladado todos estos condicionantes en una región donde prácticamente se dan todos los cultivos posibles del ámbito agrario: desde espárrago, ajo, melón, sandía, olivar, viñedo, entre otros muchos, cada uno de ellos con sus peculiaridades y tiempos. Por eso entienden que se necesitan soluciones. Por un lado, la adaptación a la modalidad de fijos discontinuos generará muchas más cargas administrativas y de gestión de las que tienen las propias explotaciones familiares de manera habitual. Cultivos como el ajo, hortalizas o frutas disponen de un nivel de variabilidad muy elevado en lo referente a la mano de obra, así como su dedicación diaria. Los trabajadores pasan de unas explotaciones a otras en periodos cortos de tiempo, hay muchos de ellos que se incorporan para pocos días y después alternan.

Esta alternancia puede generar una bolsa de trabajadores fijos discontinuos en cada una de las explotaciones familiares que tener en cuenta, así como preavisar de su disponibilidad para los trabajos de las siguientes campañas; con las dificultades que en muchos casos entraña esta comunicación por la citada casuística del sector. Desde UPA indican que se genera mucha incertidumbre ante la posible dificultad de preavisar a los trabajadores, en muchos casos procedentes de otros países que se mueven de una provincia a otra. Estos y otros elementos son los que se han valorado en la reunión de UPA con la delegación de Gobierno, la preocupación de los agricultores de explotaciones familiares para cumplir con los requerimientos normativos correspondientes.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO