InicioRegiónUn total de 3.017 farmacéuticos colegiados y de 1.255 farmacias comunitarias, al...

La red de farmacias se consolida como la más cercana y accesible de Europa

Un total de 3.017 farmacéuticos colegiados y de 1.255 farmacias comunitarias, al servicio del Sistema de Salud de Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha sumó 56 nuevos farmacéuticos colegiados a su sistema sanitario, completando así un total de 3.017 colegiados y 1.255 farmacias. Así se desprende del informe “Estadísticas de Colegiados y Farmacias Comunitarias”, fiel radiografía de la profesión farmacéutica en España, que cada año elabora el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, con datos a 31 de diciembre de 2021, publicado ayer.
En este informe se pone de manifestó que los cinco colegios provinciales de la comunidad castellano-manchega han ganado colegiados en un año.


La profesión farmacéutica sigue creciendo en todos sus ámbitos de actuación y suma nuevos profesionales y estructuras sanitarias que vienen a reforzar la capacidad preventiva y asistencial del conjunto del Sistema Nacional de Salud. Profesionales sanitarios que han estado en los lugares más críticos de la pandemia: los hospitales, la industria y distribución farmacéutica, la salud pública, la investigación, los laboratorios clínicos y desde la red de farmacias comunitarias.

Albacete es la provincia que más creció en colegiados, con 642 farmacéuticos inscritos, 24 que el año anterior; seguida de Ciudad Real con 761, 12 más; Toledo con 866 colegiados, 8 más; Guadalajara con 423, también 8 más, y Cuenca con 325, cuatro más que el año anterior.

Perfil farmacéutico en la región

El perfil del farmacéutico castellanomanchego, según las estadísticas, es el de una mujer menor de 50 años. De hecho, de los 3.017 colegiados, 2.104 son mujeres, o sea más del 69,7 %. Y en cuanto a las modalidades de ejercicio, del total, 2.215 ejerce en la farmacia comunitaria, que crece respecto al año anterior en más de 30 (2.184 en 2020), aunque se mantenga el número de oficinas de farmacia; 95 en Farmacia Hospitalaria, 73 en Alimentación, 61 en Análisis clínicos, 52 en Distribución, 41 en Administración y Salud Pública, 29 en Ortopedia, y 20 en Óptica y Acústica, mientras que el resto trabaja en áreas como la Industria, Docencia e Investigación, la Dermofarmacia u otras actividades.

Por su formación multidisciplinar, los titulados universitarios en farmacia tienen uno de los porcentajes más elevados de alta laboral en la Seguridad Social.


En relación con la Farmacia Comunitaria el informe destaca que en 2021, Castilla-La Mancha mantiene el número respecto al año anterior, en 1.255, de manera que hay 242 en Albacete, 310 en Ciudad Real, 173 en Cuenca, 146 en Guadalajara y 384 en Toledo.

En España, de media hay una farmacia por cada 2.135 habitantes, en Castilla-La Mancha esa media baja a 1.630 ciudadanos por farmacia, lejos de países como Dinamarca, con más de 12.000 habitantes, y Holanda con cerca de 6.000; lo que permite ser la farmacia más cercana y accesible.

En el frente de la pandemia

Francisco Izquierdo, presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Castilla-La Mancha, destaca que el informe “refleja a una profesión que crece, profesionales sanitarios que en esta pandemia hemos demostrado más que nunca que somos esenciales para los ciudadanos en todos los ámbitos de ejercicio profesional, reforzando la capacidad asistencial del sistema sanitario”.


Una labor que ha sido reconocida con numerosos premios, el último de ellos la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad concedida por el Gobierno de España a todos los farmacéuticos.


“A lo largo de estos más de dos años la profesión ha demostrado una formidable capacidad de respuesta como profesión ante lo convulso, y una gran capacidad de adaptación; una actitud constructiva que ha permanecido intacta durante todo el tiempo, en el que además de asegurar los tratamientos y servicios, hemos sido un refugio y apoyo para los ciudadanos” añade Izquierdo.


Por último, el presidente de los farmacéuticos castellanomanchegos destaca que las cifras presentadas reflejan un potencial sanitario y social “que hay que aprovechar y poner en marcha reformas que refuercen y amplíen las capacidades asistenciales y sociales de la profesión farmacéutica.”

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO