InicioPuertollanoUn agónico gol con dos jugadores menos mete al Calvo Sotelo Puertollano...

Los mineros se abonan a la épica desde la pretemporada tras ganar 0-1 a La Solana en semifinales a pesar de sufrir dos discutidas expulsiones

Un agónico gol con dos jugadores menos mete al Calvo Sotelo Puertollano en la final de la Copa Diputación

Ficha técnica

Alineación de La Solana: Monreal; Luque, Juli, Juli Cacho, De la Hoz; Ángel Luis, Josema, Raúl, Javi; Reyes y Ángel

En el banquillo: Rubén, Almarcha, Vicente, Juan, Fran, Jesús, Samu, Diego y Roberto

Alineación del Calvo Sotelo Puertollano: Sergio Leyva; Dani Oliva, Jaime Villarrubia, Javi Sánchez, Carlos Mora; Adama; Paquito, Migue Cobo, Juanfri, Iván Limón (capitán); e Iván Henares

También jugaron: Mario Nieto por Sergio Leyva (46’), Vicario por Paquito (62’) y Valdivia por Iván Henares (62’), Vicen por Carlos Mora (81’), Loro por Iván Henares (81’), Ricardo por Jaime Villarrubia (89’) y Adri Sáez por Migue Cobo (89’)

En el banquillo quedaron: Barba y Juanan

Tarjetas: Amarillas para Ángel (8’) y Reyes (12’) en La Solana, y para Migue Cobo (35’) y Valdivia (82’) en el Calvo Sotelo Puertollano. Rojas para Adama y para Juanfri en el conjunto minero por doble amonestación (22’ y 39’) y (42’ y 80’), respectivamente, y expulsión directa para Barba (81’)

Goles: 0-1, Ricardo (93’)

Crónica

Todos sabemos que el Calvo Sotelo Puertollano y la épica se suelen dar la mano. Son muchos los ejemplos y numerosos los grandes momentos, a pesar del reciente descenso, que han dado gloria a este equipo. Sin embargo, lo que no esperábamos es que en plena temporada, en el tercer partido de esta fase de preparación, los de Fernando Lominchar nos hiciesen saltar ya desde el sofá para celebrar un agónico gol en el último suspiro que les da el pase a la final de la Copa Diputación a pesar de jugar más de 45 minutos con diez jugadores, y más de diez minutos con nueve, ante un rival que mantuvo a sus once efectivos pero que se vio anulado por el empuje minero.

El partido comenzó con un disparo lejano de Javi, por parte de los solaneros, que se marchó ligeramente desviado. Esa fue la primera ocasión del partido, a la que siguieron dos tarjetas amarillas para los de casa, señal inequívoca de que saltaron al terreno de juego muy enchufados pero poco precisos. Quizá por ello, poco a poco los puertollanenses ganaron metros y, en el 20’, Juanfri la tuvo con un remate desde el punto de penalti que no entró por una simple razón: el centrocampista minero pensó que estaba en fuera de juego y dudó a la hora de empalmar.

Tras otra tarjeta, esta vez para Adama, y a la vuelta de la pausa para hidratación, Iván Limón quiso demostrar que sigue siendo la estrella de este equipo con un cabezazo que, sin embargo, Monreal atrapó con relativa facilidad bajo palos. El momento clave del encuentro, no obstante, estaba por llegar, y fue en el 39’ con una muy discutida segunda amarilla para Adama que pocos vieron salvo el árbitro, lo que dejaba a los azules en inferioridad numérica con todo un mundo aún por delante.

En la segunda mitad, los de Fernando Lominchar seguían teniendo protagonismo a pesar de jugar con diez e Iván Limón lideró una contra por banda izquierda que pintaba muy bien, aunque su centro se quedó en nada. Poco después entraba al campo Valdivia, jugador al que el equipo echaba de menos, y en apenas siete minutos demostró la razón con un disparo desde la frontal algo forzado que se marchó fuera, pero que avisaba a La Solana. Los locales, aun así, no se amedrentaban e intentaban buscar las cosquillas a los firmes centrales del Calvo Sotelo, rematando en una de esas contras demasiado centrado a las manos de Mario Nieto.

Quedaban todavía diez minutos de partido por delante cuando el colegiado volvió a ser decisivo con otra expulsión en el equipo de Puertollano, esta vez para Juanfri, también por doble amarilla, como la de Adama, e igualmente protestada desde el banquillo minero. De hecho, la indignación hizo que Barba se fuese también a los vestuarios sin poder siquiera saltar al césped. En cualquier caso, y como era de esperar, el Calvo Sotelo Puertollano no se rinde ni cuando juegan nueve contra once.

Así, primero Loro, con un disparo que se marchó fuera por muy poco, y finalmente con Ricardo, que recién incorporado al terreno de juego aprovechó una contra mortal dando así una épica victoria a los suyos en el tiempo de prolongación. Ahora, en la final de esta Copa Diputación esperará el ganador de la otra semifinal, la que disputarán Socuéllamos y Atlético Tomelloso este miércoles 17 de agosto a partir de las 21:00 horas.

Declaraciones de Fernando Lominchar, entrenador del Calvo Sotelo Puertollano

Galería fotográfica (Santos Jiménez Terriza / Calvo Sotelo Puertollano)

blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO