InicioRegiónUGT lamenta que Castilla-La Mancha cierra 2022 como "la segunda región con...

Los sueldos se han incrementado "solo" un 2,27%, apunta el sindicato

UGT lamenta que Castilla-La Mancha cierra 2022 como «la segunda región con menor subida salarial»

UGT Castilla-La Mancha denuncia la importante pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores y trabajadoras de la región a lo largo de 2022. Según los últimos datos extraídos del Ministerio de Trabajo, los sueldos pactados bajo convenio colectivo hasta diciembre del año pasado crecieron en nuestra comunidad autónoma un 2,27%, lo que la sitúa como la segunda región -solo por detrás de Aragón (+2,02%)- con menor subida y muy lejos de territorios como País Vasco (+5,07%), Navarra (4,49%) o Galicia (3,94%).

La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT CLM, Isabel Carrascosa, afirma que las personas trabajadoras de Castilla-La Mancha –“región que ha ostentado en buena parte de 2022 el triste récord de ser la más inflacionista”- han sufrido en estos 12 últimos meses una gran pérdida de capacidad de compra. “La elevada inflación, unida a este más que moderado incremento salarial, hace que los castellanomanchegos estén entre los trabajadores y trabajadoras del país que más poder adquisitivo han perdido”.

En este sentido, ese 2,27% de aumento de los salarios contrasta con la subida anual del 8,1% de los precios registrada en los últimos datos del INE relativos al mes de noviembre, una subida que durante al menos siete meses ha estado por encima del 10%, superando los dos dígitos.

“Cifras como estas no hacen otra cosa que dar mayor sentido a nuestras demandas de subida de salarios. La patronal debe sentarse a negociar con los representantes de la clase trabajadora y ser responsable con la situación en la que nos encontramos, máxime cuando hay empresas -sobre todo las de mayor tamaño- que están viendo cómo crecen sus beneficios gracias a la subida de los precios”.

La secretaria de Empleo y Política Sindical del sindicato afirma que la previsión de crecimiento del IPC que existe para 2023 continúa siendo muy elevada, situándose en torno al 4%, por lo que “nuestra prioridad es y será la subida de los salarios, sobre todo los de aquellos trabajadores y trabajadoras que menos cobran”.

Añadía que es de justicia social que colectivos como las trabajadoras de limpieza, en huelga en Castilla-La Mancha desde este lunes y con unos salarios de los más bajos, vean incrementadas sus retribuciones. “No podemos permitir tener delante a una patronal que se niega a subir sueldos tan bajos”.

En su opinión, también se impone la necesidad de subir ya el Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.100 euros, dejando la puerta abierta por si la inflación sigue disparada y hay que hacer una revisión a mitad de año.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO