InicioRegiónUGT afirma que Castilla-La Mancha es, de nuevo, la comunidad "más inflacionista"...

“Es urgente que las personas dejen de perder poder adquisitivo”, indica

UGT afirma que Castilla-La Mancha es, de nuevo, la comunidad «más inflacionista» con una tasa del 9%

La tasa de variación del IPC del mes de febrero se sitúa en Castilla-La Mancha en un 9 %. Lo que supone un incremento del 1 % en relación al mes anterior, tal y como ha informado UGT. «De nuevo ostentamos el primer puesto, siendo una vez más la comunidad más inflacionista con bastante diferencia. A nivel nacional, el IPC subió un 0,8% en febrero en relación al mes anterior y elevó su tasa interanual 1,5 puntos, hasta el 7,6%, su tasa más alta en casi 36 años, concretamente desde diciembre de 1986», indica.

«Entre los grupos que más subida han registrado, se encuentran de nuevo la vivienda cuya variación anual en Castilla-La Mancha es del 32,3, debido fundamentalmente al comportamiento del precio de la electricidad. También sube el transporte, un 13,2 con respecto al año anterior, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, un 5,7 de variación anual», añade.

La secretaria de Política Sindical y Empleo de UGT CLM, Isabel Carrascosa ha mostrado su «profunda preocupación» y ha alertado de que como no se tomen medidas urgentes esto va a afectar a un gran porcentaje de la población. “Desde UGT CLM mostramos nuestra profunda preocupación por estos datos. Fundamentalmente por cómo pueden afectar no sólo a los colectivos más vulnerables (que se encuentran en una situación crítica) sino a la clase media de nuestra región. Esta subida de precios pone en peligro a las economías familiares que antes podían vivir con tranquilidad. Desde UGT exigimos que Europa adopte una Estrategia frente a la fuerte dependencia del gas ruso, y España, y nuestra comunidad autónoma tienen que actuar ya para que la pobreza energética no alcance cifras desorbitadas”.

Del mismo modo, Carrascosa ha señalado que «es imprescindible aumentar los salarios en este país. Reconoce que la subida a 1.000 del salario mínimo es, sin duda, una buena noticia que beneficiará a muchas personas trabajadoras y les permitirá afrontar con menos adversidades la elevación generalizada de los precios de los bienes y productos básicos. Pero todavía hay que avanzar más».

“En Castilla-La Mancha un 40 % de la población tiene dificultades para llegar a fin de mes y el 30 % roza el riesgo de pobreza y exclusión social, es urgente que las personas dejen de perder poder adquisitivo. Para ello, es fundamental que los convenios incorporen aumentos salariales por encima de la previsión de inflación y que introduzcan, a su vez, cláusulas de revisión salarial que vinculen las retribuciones al IPC y que eviten, por tanto, la pérdida de poder adquisitivo en caso de que el nivel de precios se incremente más de lo establecido en convenio. En este sentido, UGT considera que la firma de un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) es una cuestión que la patronal no puede seguir aplazando en el tiempo, en tanto que es una herramienta fundamental para facilitar desde el consenso la negociación de los convenios colectivos”, finalizaba.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO