InicioOpiniónSe cumple la ola devastadora de contagios ómicron en España

Artículo de Opinión de Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Se cumple la ola devastadora de contagios ómicron en España


A mediados del pasado diciembre comentábamos en este medio, a través de dos columnas publicadas: ‘Contagio e hipertransmisibilidad’ e ‘Inquieta espera de ómicron’, nuestras reservas acerca de lo que nos depararía la última variante descubierta: ómicron.
Reservas en cuanto a que nadie puede predecir sus comportamientos dadas las diversas ‘tarjetas de visita’ que viene utilizando a través de las cepas.
Comienzan a ‘desgarrarse’ las cifras de la OMS y los últimos recuentos del pasado 24 de enero arrojaban en la semana del 17 al 23 de enero, 21 millones de nuevos contagios, llegando a alcanzar semanas atrás un porcentaje de incremento de hasta un 71%, perfectamente comprensible a tenor de la hipertransmisibilidad de la variante ómicron, para ir disminuyendo a tenor de la ausencia de datos procedentes de otras regiones de la OMS, tal y como ha manifestado su director general.
Respecto a las incidencias en los continentes, Asia registró el mayor aumento de casos, con un 145%. Oriente Medio ascendió un 68% más de casos. El continente americano volvió a vivir una semana trágica con ocho millones de nuevos casos, siendo África un 30% inferior, el óptimo.
En Europa, (UE+EEA), continúan multiplicándose los contagios, alcanzándose casi 128 millones de casos, ascendiendo los fallecidos a unos 800.000, cifra no fiable debido al caos surgido en los primeros tiempos, calculándose al menos un millón.
Por otro lado, hace escasos días, se nos anunciaba una novísima subvariante adicional, denominada, silenciosa o furtiva, (B.A.1) – (B.A.2). aún bajo investigación, pero sospechosa de ser muy transmisible y patológicamente sofisticada, sin confirmar plenamente si es capaz o no de eludir vacunas actuales, a tenor de la OMS.
Según ‘El País’, el principal protagonismo de esta nueva presencia lo ostenta Dinamarca, pero sin desesperar, añade el autor, que de acuerdo con la tradición habitual, pudiera comenzar a expandirse a la velocidad conocida. La misma fuente asevera que se superan los 50.000 casos detectados de forma preliminar, con 37 pacientes en UCIs. En España, se han anunciado algún brote en Asturias y sospechas en Baleares y la Comunidad de Madrid.
Continuando con Ómicron, en EEUU, siempre nuestro referente, al igual que en el resto del planeta, ha supuesto una atenuación del virus en cuanto a inferiores estancias en hospitales, así como en gravedad en comparación con los afectados por Delta, y en base a su conocida hipertransmisibilidad, ha continuado haciendo estragos tanto en contagios como en fallecimientos.
En cuanto a nuestra variante estrella, hay que indicar que llegó a alcanzar en EEUU el pasado 11 de enero, la cifra de 1.350.000 contagios con apenas un 40% de la población vacunada con la tercera dosis.
Cierta tranquilidad produce el trabajo de los laboratorios USA mejorando las actuales vacunas de refuerzo, potenciando las mismas, adaptando nuevas dosis para combatir la nueva variante mediante ensayos en unas 1.500 personas de 18 a 55 años, esperándose resultados hacia el segundo trimestre del año.
Causa escalofríos contemplar el mapa interactivo de la Universidad John Hopkins y contemplar que se han superado en el Mundo, más de 367.5 millones de casos, y superados los 5.6 millones de fallecidos.
Y todavía, ojalá me equivoque, nos queda mucha pandemia por conocer, y es que continuaremos repitiendo, que mientras no pueda llegarse a la génesis del lugar o forma de procedencia, o cualquier otra pista que investigar sobre la irrupción de este Caballo de Troya, la Ciencia continuará maniatada dando palos de ciego, nunca finales, a una imaginaria “piñata infantil”, dicho, con el respeto y consideración que merecen sus profesionales.
En España, según Sanidad, nos encontramos al borde de los diez millones de contagios y unos 93.000 fallecidos, cifra oficial de dudosa credibilidad. En nuestra opinión, nos encontramos entre los 130-140.000 decesos.
Las cifras que proporciona Sanidad respecto a Ómicron se basan en muestreos aleatorios mediante PCR.
Los datos disponibles del 10 al 16 de enero, basados en la información de catorce comunidades autónomas arrojan porcentajes entre el 79.6 y 89.7 de casos en España etiquetados como ómicron.
Acompaña igualmente el incremento de fallecimientos. Según ‘Sanitatem’, el pasado 15 de diciembre, fecha, en la que teníamos 76 fallecidos al día, frente a las 253 personas fallecidas el 24 de enero. Basta realizar una somera extrapolación.
Pero la guinda la pone para España la Universidad de Medicina de Washington – Seattle (USA), al estimar severamente que la sexta Ola, liderada por ómicron, dejará en España 9.000 muertos adicionales.
Finalmente, significar que este Medio nunca ha pretendido ser futurólogo, pero hacia mediados del, pasado mes de agosto, intuimos y publicamos que la sexta ola de contagios probablemente nos visitaría en Otoño/Invierno del presente año como desgraciadamente así sucedió.
Basta, aplicar un conocimiento empírico o conocimiento no científico, basado en la observación y experiencia personal sobre un fenómeno en particular, que nos permita adentrarnos en el entorno que le rodea, sin necesidad de otro tipo de conocimiento para poner a disposición de los lectores nuestras conclusiones.
Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados de la UE

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO