InicioOpiniónQué se pierde con el programa de desarrollo rural de la PAC...

Artículo de Opinión de Unión de Uniones

Qué se pierde con el programa de desarrollo rural de la PAC en Castilla-La Mancha

Unión de Uniones.- 500 millones de euros de los 1500 millones de euros presupuestados para desarrollo rural desde La Unión Europea para Castilla-La Mancha han sido autoasignados por el gobierno de Castilla-La Mancha, convirtiéndose en el mayor perceptor de PAC de España, por encima y de largo, de la Duquesa de Alba.

Los fondos de desarrollo rural están destinados a fijar población, a través de la inversión en empresas agrarias creadas por jóvenes, el mantenimiento del pastoreo, la apicultura, la agricultura ecológica, etc.

Son fondos que incentivan a mantener el medio rural vivo.

Desde La Unión de agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, insisten en la importancia de defender los programas de desarrollo rural (conocidos como PDR), que son el segundo pilar de la PAC, y por tanto segunda vía de compensación de renta para los agricultores y ganaderos por soportar un sistema de precios bajos en origen.

Por tanto, si como sector se quiere sobrevivir, es importante no olvidar que los PDR están para mantener y fijar población en el medio rural y que, si se descuidan, se seguirá con la línea que se lleva marcando desde hace años de abandono por falta de viabilidad económica.

De los fondos del PDR o desarrollo rural de la PAC se obtienen las financiaciones para los siguientes programas:

  • Razas autóctonas
  • Selvicultura
  • Formación
  • Viña bajo rendimiento
  • Olivar bajo rendimiento
  • Frutos secos
  • Pastoreo extensivo
  • Azafrán
  • Lavanda
  • Zonas desfavorecidas
  • Mejoras e inversiones en explotaciones agrarias
  • Incorporación de jóvenes agricultores
  • Apicultura
  • Agricultura ecológica
  • Zona de montaña
  • Compensación de zona ZEPA

Por ello supone una sorpresa que en Castilla y León, región análoga a la castellano-manchega en cuanto a desarrollo rural y sector agrario se refiere, se convoquen anualmente planes de mejora para todas las explotaciones (diferenciadas de las ayudas de inversiones de jóvenes agricultores) con un importe anual de entre 10 y 20 millones de euros, mientras que en Castilla-La Mancha se han convocado en 3 de los últimos 8 años, siendo solo accesible a agricultores que no sean jóvenes en 1 de esas 8 ocasiones, y con importes de 20 millones de euros.

En cuanto a las ayudas de creación de empresas agrarias por jóvenes agricultores, en Castilla y León se convocan anualmente con importes de subvención que rondan los 20 millones de euros, mientras que en Castilla-La Mancha esto solo ha ocurrido en 3 ocasiones con un importe similar.

Se podría seguir partida por partida, pero lo más chocante es que mientras en la región de Castilla y León, la conservación de montes y prevención de incendios es una cuestión sufragada por dinero público, en el caso de Castilla-La Mancha se paga con el dinero que está destinado al sector agrario para evitar su desaparición. Es más, ese dinero de prevención de incendios tiene un único destinatario posible, el Gobierno de la región, ya que se publican las ayudas sin concurrencia competitiva. Afirman por tanto desde el sindicato agrario que están llevando a cabo un desvío de fondos directo desde Europa a las arcas públicas, dejando el presupuesto de desarrollo rural diezmado (500 millones de euros de los 1500 millones de euros presupuestados desde Europa para Castilla-La Mancha han sido autoasignados al gobierno de Castilla-La Mancha, convirtiéndose en el mayor perceptor de PAC de España).

Por todo ello, cuando desde el Gobierno regional dicen que la palabra “desviar” no es correcta, desde La Unión de agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha interpretan que no hay otra opción posible ya que retiran fondos del medio rural para emplearlos y gestionarlos desde el propio Gobierno.

Unión de Uniones

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO