InicioPuertollanoPuertollano: Los antidisturbios sellan 30 viviendas vacías y denuncian al resto de...

Nuevo operativo policial para verificar qué personas viven legalmente en estos bloques

Puertollano: Los antidisturbios sellan 30 viviendas vacías y denuncian al resto de ocupas de la calle Joan Miró

Numerosos antidisturbios de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional de Toledo, con el apoyo de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) de Ciudad Real, han intervenido nuevamente este miércoles en las viviendas de calle Joan Miró 14 de Puertollano para sellar 30 de ellas tras certificar que se encuentran vacías, con el fin de evitar que sean ocupadas. Igualmente, se ha verificado que las personas que viven en otras de ellas lo hace de forma legal, iniciando actuaciones por un delito de usurpación de vivienda contra aquellas que no han podido demostrarlo.

Este operativo, que ha vuelto a ser tan llamativo como amplio para evitar posibles altercados, ha permitido realizar en estas viviendas una nueva contabilidad por parte de la Empresa Pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (GICAMAN), adscrita a la Consejería de Fomento, ya que estos bloques pertenecen a la Junta.

Esta nueva acción pone de manifiesto la firme intención del Gobierno regional de poner fin a una situación que presentaba un altísimo porcentaje de ocupaciones ilegales y que convertía a esta zona en uno de los puntos negros de la localidad por la alta conflictividad de sus inquilinos y por los continuos altercados, que son frecuentes tanto dentro como fuera del complejo, como el sucedido la semana pasada.

Solo en el segundo semestre de 2021 la Policía Nacional recibió varios requerimientos por enfrentamientos entre clanes en la calle Joan Miró, en los que incluso se denunciaron detonaciones de arma de fuego en la vía pública. La situación llegó a ser tan extrema entre los residentes que los pocos vecinos que aún quedaban en el bloque tuvieron que abandonar sus viviendas, que inmediatamente fueron ocupadas.

La operación iniciada el pasado mes de febrero permitió valorar el estado de un inmueble de 60 viviendas e identificar a la mayor parte de las personas que residen en ellas, acción que era necesaria dado que algunas de ellas se encuentran ocupadas, en mal estado de conservación e incluso en condiciones de insalubridad. Tras eso, este mismo miércoles se han iniciado acciones más concretas con la misión de acabar, de una vez por todas, con este problema, tal y como han informado fuentes de la Policía Nacional de Ciudad Real a este digital.

«Una respuesta consensuada»

El delegado de Fomento en Ciudad Real, Casto Sánchez, ha destacado que este operativo “es una respuesta consensuada que sale de la Mesa de Seguimiento de la promoción de viviendas ‘Joan Miró’ que constituyó el Ayuntamiento de Puertollano junto con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Subdelegación del Gobierno”.

De esta manera, la Policía Nacional y efectivos de la Policía Local, acompañan a GICAMAN y al Ayuntamiento de Puertollano en el desplazamiento que han hecho este miércoles a esta promoción, y en las que se están identificando las viviendas vacías y las que están ocupadas ilegalmente.

En este sentido, Sánchez ha señalado que el objetivo de este operativo es “frenar la sangría de ocupaciones en esta promoción de Puertollano inhabilitando aquellas viviendas que están vacías y desocupadas para impedir una ocupación ilegal, y al mismo tiempo, activar los procedimientos judiciales sobre aquellos que ocupan ilegalmente una vivienda”.

Mesa de Seguimiento de la promoción ‘Joan Miró de Puertollano’

La Mesa de Seguimiento de la promoción ‘Joan Miró de Puertollano’ se constituyó hace unos años por parte del Ayuntamiento de la ciudad a través de la Policía local y los Servicios Sociales municipales; representantes de la Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha y de GICAMAN; y de la Subdelegación del Gobierno, a través de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En ella, además de un seguimiento generalizado del estado de esta promoción se han consensuado acciones que de una forma integral han abordado el problema de la ocupación ilegal de viviendas que, en ocasiones, han generado un problema de convivencia vecinal y de desorden público.

Esta actuación se enmarca de la respuesta conjunta que han dado las administraciones tras el operativo policial llevado a cabo el pasado mes de febrero en el que participaron antidisturbios de las Unidades de Prevención y Reacción de Ciudad Real y de Toledo, así como efectivos de la Policía Nacional de Ciudad Real, apoyados por la de Puertollano y por la Policía Local.

Artículos Relacionados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO