InicioPuertollanoPuertollano: La triste y dura historia del gato callejero 'Cuco'

Un texto de Arañazos-Puertollano

Puertollano: La triste y dura historia del gato callejero ‘Cuco’

Arañazos-Puertollano.- Esta publicación va dedicada a la gente que dice que los gatos callejeros saben buscarse la vida, que su vida en la calle no corre peligro y que están mejor así.

El viernes dos niños me avisaban que había un gato en la plaza de enfrente que no se movía. Corriendo me acerqué para auxiliar al pobre animal.

Tenía la cabeza y el ojo hinchado, no veía y se encontraba en los huesos. El animal estaba vivo pero no se movía. Tenía pinta de que le habían dado algún golpe.

Rápidamente fuimos a buscar un transportin.

Cuando nos acercamos de nuevo a él vimos cómo una persona le tiraba una lata de manera violenta, dándole al animal, y el angelito sin inmutarse. No tengo palabras para describir lo que sentí en ese momento. La impotencia, la lástima y la rabia hacia esa persona (si se puede llamar así).

Cogimos al animal y lo llevamos al veterinario. Allí le hicieron una radiografía y lo dejamos ingresado ya que no tenía ni fuerzas para mantenerse en pie.

Teníamos la esperanza de que iba a salir adelante, pero ayer nos llamaron diciendo que estaba muy mal y que había que decidir darle paz y descanso.

Lo bautizamos como ‘Cuco’.

Él ya está en el cielo, ya no va a sufrir más la calle, el hambre, la atrocidades de la gente. Él ya descansa.

Sólo consuela saber que en sus últimos días alguien intentó ayudarlo. Alguien lo acarició, lo besó y le quiso dar una oportunidad.

Cómo este caso existen muchos.

Cuando veais un animal en peligro, o si tenéis que ayudar a algún gato callejero, no penséis que ellos viven bien en la calle, porque la calle es su peor castigo.

‘Cuco’, sentimos no haber llegado a tiempo.

Descansa en el cielo de los gatos.

Arañazos-Puertollano

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO