InicioPuertollanoPuertollano: La Junta desmiente las acusaciones de “dejadez y despreocupación” del AMPA...

La Delegación Provincial de Educación afirma que no ha recibido ninguna comunicación o queja "desde enero"

Puertollano: La Junta desmiente las acusaciones de “dejadez y despreocupación” del AMPA del colegio ‘Ramón y Cajal’

La Delegación de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes en la provincia de Ciudad Real ha desmentido que haya habido «dejadez y despreocupación» en torno a las necesidades educativas de un alumno del colegio ‘Ramón y Cajal’ de Puertollano, y lamenta las acusaciones formuladas los últimos días por la Asociación de Padres y Madres del centro.

A este respecto, el delegado provincial, José Caro, señala que “desde enero no habíamos recibido ninguna comunicación, petición o queja del AMPA, ni directa ni indirectamente a través del centro” y recuerda que las solicitudes de información «siempre han tenido respuesta desde las instancias a las que se han dirigido, tanto en llamadas telefónicas como a la petición de reuniones».

«Ha sido en estos últimos días cuando se ha recibido un escrito firmado por los padres de los alumnos del grupo al que pertenece el escolar solicitando varias cuestiones que la Delegación va a valorar y, en su caso, atender», señala.

La única petición del AMPA que la Delegación no tomó en consideración es «la del traslado del alumno de grupo. Fue entonces cuando el presidente de los padres y madres de alumnos contactó con la jefatura de inspección para advertir que de no ser atendida su petición acudirían a los medios de comunicación».

Respecto a las acusaciones de pasotismo y dejadez hacia la Consejería de Educación, José Caro apunta que «desde el primer momento que se tuvo conocimiento del caso, y a raíz de una reunión mantenida con la dirección del centro, a la que también asistió el presidente de la asociación, se dotó al colegio de un profesor de apoyo especialista en Pedagogía Terapéutica».

Este recurso extraordinario permite la presencia de dos docentes en el aula la mayor parte de la mañana. Es decir, en el aula están, además de la tutora, el profesor especialista de Pedagogía Terapéutica u otro maestro/a de refuerzo ordinario. En el aula hay dos profesores en la práctica totalidad de las horas de clase.

La atención personalizada y la correcta convivencia no solamente se tienen en cuenta durante las horas lectivas, sino también durante el recreo, en el que hay un maestro responsable de la vigilancia del menor.

Este recurso extraordinario ha permitido, entre otras cosas, una mejor atención educativa al alumno y al conjunto de la clase, y una mejor implementación del Plan de trabajo e intervención con el escolar.

Asimismo, bajo la supervisión y asesoramiento del inspector del centro, a lo largo del curso se ha llevado a cabo un Plan de trabajo con el alumno, con un protocolo detallado y coordinado por el equipo de orientación, el equipo directivo del centro y el equipo docente de la clase. Este Plan ha sido seguido minuciosamente por la Delegación provincial, llevándose a cabo para ello, incluso registros diarios.

También ha intervenido la Unidad de Acompañamiento y orientación, compuesta por especialistas, a iniciativa de la misma Delegación provincial. Por todo lo anterior “el apoyo, asesoramiento, seguimiento e incremento de profesorado ha sido la constante por parte de la administración, poniendo a disposición de la comunidad educativa todos los recursos, incluso recursos extraordinarios”.

El delegado reconoce que se trata de un caso “delicado” y que por eso “se seguirán tomando decisiones, revisando protocolos y poniendo en marcha nuevas medidas, pero siempre dentro de la legalidad”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO