InicioCulturaPresentación de la exposición 'Velázquez en Italia. Entre Luigi Amidani y Juan...

En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF)

Presentación de la exposición ‘Velázquez en Italia. Entre Luigi Amidani y Juan de Córdoba’

Por José Belló Aliaga

En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se ha presentado la exposición ‘Velázquez en Italia. Entre Luigi Amidani y Juan de Córdoba’, en cuyo acto han participado Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, vicedirector de la RABASF; Víctor Nieto, académico delegado del museo y José María Luzón, académico y comisario de la muestra.

Presentación de la exposición VELAZQUEZ EN ITALIA. ENTRE LUIGI AMIDANI Y JUAN DE CÓRDOBA, en la Real Academia de San Fernando

La exposición

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando expone algunas obras relacionadas con Diego Velázquez y sus dos viajes a Italia. Además de la pintura de la Santa Cena copiada por Velázquez a partir de un original de Tintoretto, el dibujo del retrato del cardenal Gaspar de Borja, una serie de pequeños cuadros de Luigi Amidani y la galería de esculturas de yeso provenientes de Roma, que pertenecen a las colecciones artísticas de la Academia, la exposición presenta el excepcional retrato de Juan de Córdoba procedente de los Museos Capitolinos.

La Academia guarda en sus colecciones la copia hecha por Velázquez de la Santa Cena de Tintoretto, que se conserva en San Rocco de Venecia. Este cuadro lo regaló el pintor al rey Felipe IV a su regreso del primer viaje a Italia (1629-1632) y estuvo en la zona privada de las dependencias reales del Alcázar de Madrid. Posteriormente pasó al palacio del Buen Retiro y durante los años de ocupación napoleónica fue uno de los cuadros seleccionados para el proyecto de un gran museo concebido por José Bonaparte en el palacio de Buenavista, que no se concluyó. De allí pasó a la Academia y desde entonces ha sido objeto de diferentes valoraciones por parte de los especialistas.

Vaciados

A la rica colección de vaciados escultóricos procedentes de Roma traídos por Velázquez, que ya fueron estudiados con motivo de la exposición Velázquez: esculturas para el Alcázar (2007), se ha sumado recientemente la identificación de una serie de nueve cuadros de pequeño formato atribuidos al pintor Luigi Amidani (1591-1629), procedentes del noviciado de los jesuitas de Sevilla, que representan los martirios de los apóstoles. Amidani fue el pintor de los Farnese en Parma y acompañó a Velázquez durante su primer viaje a Italia. El encuentro de los dos pintores debió ser decisivo para el traslado de Amidani a España, donde se ha localizado parte de su obra. Sus cuadros de la serie del apostolado fueron muy apreciados, pero es ahora cuando se exponen por vez primera en relación con el viaje velazqueño.

Del segundo viaje de Velázquez a Italia (1649-1651) la Academia tiene, desde sus orígenes en 1744, siete vaciados que se habían salvado del incendio del Alcázar de Madrid diez años antes. Son copias en yeso de algunas de las más famosas esculturas de Roma que el pintor sevillano obtuvo allí cumpliendo el encargo de Felipe IV. Hoy se atesoran como obras sobresalientes de las colecciones académicas y como testimonio de una larga trayectoria en la formación de numerosas generaciones de artistas. Son estas esculturas las únicas que se conservan en yeso de las treinta y cinco adquiridas por Velázquez a través de un complejo entramado de permisos y contratos, que han dejado una abundante traza documental en los archivos italianos y españoles. La adquisición fue posible gracias a las gestiones en Roma del agente curial Juan de Córdoba (h. 1610- 1670), con la asistencia del escultor Giuliano Finelli, quien se desplazó expresamente de Nápoles a Roma para este fin. De los vaciados se conservan los documentos notariales de los encargos, precios y detalles técnicos que se exigieron a los formadores y escultores Girolamo Ferreri, Orazio Albrizio, Pietro del Duca, Cesare Sebastiani y otros. El gran protagonista de esta operación fue Juan de Córdoba, cuyo retrato pintado por Velázquez, gracias a la generosa contribución de los Museos Capitolinos, se expone por vez primera en España junto con algunas de las esculturas en cuya adquisición había participado.

Completan la relación de obras de Velázquez que posee la Academia el retrato de Felipe IV, perteneciente a una serie muy estudiada y conocida, así como el del cardenal Gaspar de Borja y Velasco, único dibujo del maestro sevillano identificado con certeza. Se presenta, de este modo, una selecta colección de obras singulares que ilustran los dos viajes que Velázquez hizo a Italia.

Recorrido por la exposición VELAZQUEZ EN ITALIA. ENTRE LUIGI AMIDANI Y JUAN DE CÓRDOBA, en la Real Academia de San Fernando

En el catálogo de la exposición se explican y documentan numerosos aspectos del ambiente que en Italia conoció el aposentador real, los personajes que trató y el entramado de negocios, permisos y favores que requería su misión.

José Belló Aliaga

blank
De izquierda a derecha, Víctor Nieto, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna y José María Luzón
blank
Sobre el primer viaje de Velázquez a Italia (1629-1630)
blank
Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, vicedirector de la RABASF
blank
Serie “Martirios de los apóstoles”, de Luigi Amidani
blank
Víctor Nieto, académico delegado del museo
blank
Martirio de San Pedro. Luigi Anidian. Serie de los “Martirios de los apóstoles”. Siglo XVII
blank
José María Luzón, académico y comisario de la exposición
blank
La Última Cena, óleo sobre lienzo, 63 x 56,5 cm. Diego Velázquez
blank
Sobre el segundo viaje de Velázquez a Italia (1649- 1651)
blank
Juan de Córdoba, h.1650. Óleo sobre lienzo, 67 x 50 cm. Diego Velázquez
blank
Nióbide corriendo. Vaciado encargado en Roma por Diego Velázquez h.1650. Vaciado en yeso, 176 x 100 x 55 cm.
blank
Felipe IV, h. 1656. Óleo sobre lienzo, 66 x 40 cm. Taller de Diego Velázquez (Sevilla, 1599- Madrid, 1660)
blank
Hermes Loghios. Girolano Ferreri, formador vaciado encargado en Roma por Diego Velázquez 1649-1651. Vaciado en yeso, 183 cm.
blank
Estudio para el retrato del cardenal Gaspar de Borja y Velasco, 1643- 1645. Lápiz negro sobre papel verjurado agarbanzado claro, 188 x 116 mm. Diego Velázquez
blank
Ariadna dormida. Oracio Albricio, formador vaciado encargado en Roma por Diego Velázquez 1649-1651. Vaciado en yeso, 135 x 214 x 95 cm.
blank
Sileno con el niño Dionisos en brazos. Girolano Ferreri, formador vaciado encargado en Roma por Diego Velázquez 1649-1651. Vaciado en yeso, 202 x 85 x 74 cm.
blank
Gladiador Borghese. Girolano Ferreri, formador vaciado encargado en Roma por Diego Velázquez 1649-1651. Vaciado en yeso, 183 x 127 x 163 cm.
blank
Vista de la exposición
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO