InicioPuertollanoPolémica en Puertollano por la celebración de una fiesta porno/erótica este sábado...

El Colectivo Feminista Harticas cree que "denigra a la mujer" y espera que sea "la última"

Polémica en Puertollano por la celebración de una fiesta porno/erótica este sábado en un local de copas

El Colectivo Feminista Harticas, perteneciente a la Red Feminista de Castilla-La Mancha, ha lamentado la celebración de la primer fiesta porno de Puertollano, que tendrá lugar en la noche de este sábado en un conocido local de copas de la localidad, por “vulnerar el respeto hacia las mujeres, fundamentalmente jóvenes”.

Tal y como ha explicado Harticas a través de un comunicado, “en los últimos días hemos observado con estupor los carteles difundidos por un discobar de Puertollano que promueve la primera fiesta porno del municipio”, un evento que “ha generado un debate acalorado entre las mujeres de los ámbitos de la participación comunitaria, el feminismo y la educación”.

Así, el Colectivo Feminista Harticas de Puertollano ha decidido reunirse para analizar “cómo es posible que en pleno siglo XXI, en un Estado que se ha dotado de un conjunto de leyes, tanto a nivel estatal como regional y local, que protegen los derechos de las mujeres, la igualdad de género y la prevención de la violencia machista y sexual, pueda haber espacio para que un empresario organice la primera fiesta porno, con entrada gratuita y oferta de regalos a los asistentes”.

Harticas ha apuntado que, desde que se empezó a difundir esta fiesta, el cartel ha cambiado, sustituyendo la palabra ‘porno’ por ‘erótica’, que es la que hoy en día permanece en la puerta del local. Aun así, esta colectivo cuestiona “la conveniencia de promover este tipo de espectáculo en un local de ambiente juvenil, mercantilizando y cosificando el cuerpo de la mujer a favor de la industria del sexo y en detrimento de la educación y de la seguridad de las jóvenes”.

El deseo de Harticas, por lo tanto, es que este tipo de eventos “no tengan lugar en nuestro municipio, y por eso, aspiramos a que en un futuro el Plan Local de Igualdad pueda actuar como contingencia ante este tipo de convocatorias”. Y es que, este colectivo desea “vivir en una ciudad segura y libre de espectáculos que denigran a las mujeres”, por lo que pide que esta “sea la última fiesta porno/erótica de Puertollano”.

Comunicado completo

Durante los últimos días hemos observado con estupor los carteles difundidos por un discobar de Puertollano que promueve la “primera fiesta porno del municipio”. La noticia ha generado un debate acalorado entre las mujeres de los ámbitos de la participación comunitaria, el feminismo y la educación. El colectivo feminista Harticas de Puertollano ha decido reunirse para analizar cómo es posible que en pleno siglo XXI, en un estado que se ha dotado de un conjunto de leyes tanto a nivel estatal como regional y local, que protegen los derechos de las mujeres, la igualdad de género y la prevención de la violencia machista y sexual, pueda haber espacio para que un empresario organice la primera fiesta porno, con entrada gratuita y oferta de regalos a los asistentes. Desde que se empezó a difundir este evento, el cartel ha cambiado sustituyendo la palabra porno por erótica, que es la que hoy en día permanece de reclamo en la puerta del local.

Desde Harticas nos preguntamos acerca de la conveniencia de promover este tipo de espectáculo en un local de ambiente juvenil, donde se mercantiliza el cuerpo de la mujer y se la cosifica, todo ello a favor de la industria del sexo y en detrimento de la educación y seguridad de las jóvenes. Teresa Lozano y Zúa Méndez del colectivo feminista Towanda Rebels, señalan en su libro Hola guerreras que “la pornografía es la perfecta base teórica de la prostitución. La educación es la base de nuestra organización social”.

Los espectáculos relacionados con el capital sexual y la industria del sexo deterioran la convivencia y reproducen un modelo machista de relaciones desiguales donde la mujer es abusada, mercantilizada y cosificada, como muestra el cartel de dicha convocatoria, que naturaliza la violencia sexual. El profesorado de la Universidad balear Lluis Ballester y Carmen Orte, ha estudiado estas relaciones de dominio que han sido publicadas en el libro Nueva pornografía y cambio en las relaciones interpersonales . Dicho estudio realizado en 2019 señala que “la mercantilización de la sexualidad y los cuerpos de las mujeres conforman una representación simbólica de relaciones de dominación que humilla a las mujeres, sin deseo mutuo. Conforman una red de estereotipos históricos entre hombres y mujeres donde ellos satisfacen su deseo y ellas lo colman. Nos venden como sexo lo que es violencia hacia las mujeres”.

En este orden de cosas Amelia Tiganus activista feminista abolicionista, superviviente de la trata de mujeres, señala que la pornografía está ocupando el lugar de la educación sexo-afectiva. En su novela gráfica Historia de una lucha relata con crudeza su experiencia en manos de una red criminal de proxenetas, que la explota sexualmente durante años en España, hasta conseguir liberarse del sistema prostitucional. Actualmente se dedica a formar en la prevención de la violencia sexual: “ La explotación del cuerpo de las mujeres y de las niñas, porque cada vez hay más niñas y de hecho la media de entrada al sistema de prostitución es de 13 años , se ha convertido en una multinacional. Y hay que analizar que a nivel global esto está relacionado con movimientos económicos y políticos”.

El deseo de nuestro colectivo es que este tipo de eventos no tengan lugar en nuestro municipio y por eso, aspiramos a que en un futuro el Plan Local de Igualdad pueda actuar como contingencia a este tipo de convocatorias. Deseamos poder vivir en una ciudad segura, libre de espectáculos que denigran a las mujeres y que, por tanto, esta sea la última fiesta porno / erótica de Puertollano.

Artículos Relacionados

1 COMENTARIO

  1. No se han parado a pensar que quizá las mujeres que vayan lo hagan libremente y que sea esa la forma de llevar su sexualidad? Hay mujeres a las que les gusta el sexo, el porno, que van a club swinger, etc. Quizá el error es pensar que todas las mujeres son iguales y deben seguir unas pautas sociales y sexuales idénticas. Seguro que si hay una fiesta del orgullo donde se sexualice todo estas feministas no dirán ni mu. Más libertad y menos prohibir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO