Castilla-La Mancha, una tierra que crece fuerte y libre

Artículo de Opinión de la delegada del Gobierno, Milagros Tolón

“No es un hombre más que otro si no hace más que otro”. Sobre esta premisa que recoge Miguel de Cervantes en “El Quijote” sobre la igualdad como derecho básico de nuestra convivencia, se construye día a día Castilla-La Mancha. Un camino común y solidario que cumple más de 40 años de éxito y que este 31 de mayo, Día de la Región, de nuevo festejamos.

Toca, en primer lugar, felicitar a todos los castellanomanchegos y castellanomanchegas en la celebración de esta jornada en nuestra Comunidad Autónoma. Un día de fiesta para reafirmar nuestra pertenencia a este proyecto compartido que es Castilla-La Mancha y con el que alcanzamos los mayores niveles de bienestar, progreso y prosperidad de nuestra historia. Como delegada del Gobierno de España en la región es un honor compartir con mis paisanos estos valores que han hecho que esta tierra crezca fuerte y libre.

Somos un pueblo orgulloso de nuestro pasado -lo hemos visto estos días en las celebraciones del Corpus- porque sabemos que en la tradición, en la devoción y en el respeto a nuestros antepasados encontramos los puentes para cruzar las aguas por las que transitamos en el presente, a veces calmas, a veces procelosas.

Un presente que estamos construyendo juntos y que cuenta con el impulso del Gobierno de España para consolidar conquistas alcanzadas en estos últimos años como la actualización de las pensiones de acuerdo con el coste de la vida, el incremento del importe de las becas para nuestros estudiantes, la creación del Ingreso Mínimo Vital, la rebaja del precio del recibo de la luz, los incrementos del Salario Mínimo para mejorar la capacidad adquisitiva de los trabajadores más vulnerables, la flexibilización de las políticas agrarias para dar respuesta las justas demandas del mundo rural o la implementación de los incentivos regionales para que las empresas de Castilla-La Mancha alcancen todo su potencial y generen puestos de trabajo.

Junto a ello, se ha producido un giro irreversible en la política hidrológica que beneficia a nuestra tierra basado en la imperiosa protección del medio ambiente y en el obligado compromiso por el desarrollo sostenible; y, también, una enérgica respuesta institucional, social y legislativa para erradicar la violencia machista, que este año se ha llevado la vida de nuestra convecina Cándida en Aldea del Rey.

Ahora debemos seguir creciendo. Para ello, el Gobierno de España ya tiene en su agenda importantes propuestas para avanzar en justicia social, lucha contra el cambio climático, reto demográfico, que tanto nos afecta, y ampliar derechos y libertades.

Y este presente y el futuro que nos aguarda pasa por tener una Europa fuerte y solidaria. Eso es lo que nos jugamos en las Elecciones al Parlamento Europeo del próximo 9 de junio. En los últimos años hemos visto que las decisiones que se toman en las instituciones comunitarias no son ajenas a nuestro día a día y tienen un efecto directo, mejorando la economía real de la gente. Son más de 1.500 millones de euros los que ha recibido ya Castilla-La Mancha de los fondos Next Generation que han beneficiado a más de 35.000 empresas y ciudadanos de nuestra región.

España y Catilla-La Mancha tienen por delante un futuro prometedor que pasa por preservar todas las conquistas y lo bueno que hemos conseguido hasta ahora, que ha sido mucho; y, al mismo tiempo, apostar por la modernización, la competitividad, y la cohesión social y territorial. En ese empeño debemos remar todos juntos, el Gobierno de España, el Gobierno de Castilla-La Mancha y todas las administraciones locales, diputaciones y los 919 ayuntamientos que conforman nuestra Comunidad Autónoma.

Como dije en mi toma de posesión, es un honor servir a los ciudadanos de esta tierra y un orgullo representar al Gobierno de España, un sentimiento que se amplifica en la celebración de esta jornada. ¡Feliz Día de Castilla-La Mancha!

Comentarios