El medio rural de Castilla-La Mancha, todo un referente en Igualdad

Artículo de Opinión de Jesús Ortega, presidente de RECAMDER
Jesús Ortega, presidente de RECAMDER
Jesús Ortega, presidente de RECAMDER

Es innegable que las mujeres son un factor clave y determinante en el Desarrollo Rural. Ellas representan el futuro del medio rural, son quienes mejor pueden plantarle cara al fantasma de la despoblación y, por ello, es fundamental que formen parte y se involucren en los procesos de toma de decisiones en el mundo rural.

Desde la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) y desde los 29 Grupos de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha estamos especialmente concienciados y sensibilizados con la Igualdad y con el papel que deben adoptar las mujeres en el desarrollo de sus territorios. Tanto es así que, en los últimos años, hemos hecho un gran esfuerzo por fomentar la participación de la mujer en los órganos de decisión, siendo conscientes de que ningún progreso o avance puede llevarse a cabo sin tener en cuenta la voz y el voto de las mujeres y de que el medio rural necesita contar con ellas como agentes sociales protagonistas y no como simples espectadoras o desempeñando un papel secundario.

Hoy, podemos sentirnos muy orgullosos de lo conseguido hasta ahora, porque más allá de las palabras, podemos atestiguar con cifras y hechos que el medio rural de Castilla-La Mancha, los Grupos de Desarrollo Rural y RECAMDER tienen voz de mujer, cuentan con una amplia mayoría de mujeres y eso nos sitúa a la cabeza de la Igualdad y en una posición privilegiada para encarar el futuro con garantías de éxito.

Los datos son contundentes. Las mujeres representan el 52,92% del total de componentes de las Juntas Directivas de los Grupos de Desarrollo Rural de la región, el 55,17% de los puestos de gerente y el 70,31% de los equipos técnicos de dichos Grupos. Estas cifras nos sitúan muy por encima del 40% mínimo exigido por Ley y corroboran que en el medio rural de Castilla-La Mancha las mujeres han conquistado su lugar por convicción plena, por méritos propios y por justicia social e histórica.

Al medio rural de Castilla-La Mancha nadie puede darle lecciones de Igualdad. Todos los Grupos de Desarrollo Rural superan el 40% de mujeres en sus juntas directivas siendo el Grupo Montes Toledanos el que más participación femenina tiene en su Junta Directiva, donde las mujeres alcanzan el 65% de los cargos. Por encima del 60% también se encuentran Campos de Hellín, Alto Guadiana Mancha, Entreparques, Mancha Norte Desarrollo e Innovación, ADI El Záncara, Molina de Aragón-Alto Tajo, ADEL Sierra Norte, FADETA y Castillos de Medio Tajo.

En total, los 29 Grupos de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha cuentan con 10 mujeres presidentas, 263 mujeres en sus Juntas Directivas y 61 mujeres en los equipos técnicos, de las cuales, 16 son gerentes.

Una vez más el medio rural de Castilla-La Mancha se ha convertido en referente y ejemplo para organismos, entidades e instituciones de toda España y de Europa. Los Grupos hemos logrado atraer a las mujeres, hacerlas partícipes e implicarlas en el desarrollo rural, además de haber servido como yacimiento de empleo para muchas mujeres que forman parte de los equipos técnicos y que se han establecido en los pueblos.

El medio rural necesita a las mujeres y estas deben apostar por el medio rural reivindicando su papel, exigiéndolo y participando activamente. No podemos ni debemos dar la espalda a las mujeres, sino que debemos contar con ellas para conseguir un mundo más justo y equilibrado. 

La voz de las mujeres en la toma de decisiones y su valentía apostando por el emprendimiento y la innovación ha permitido que el medio rural haya avanzado a pasos agigantados hacia un futuro prometedor y debemos seguir en esa línea, potenciando aún más estas cifras porque sólo así podremos convertir nuestros pueblos en lugares con vida y atractivos para vivir y trabajar.

Debemos escribir el futuro del medio rural en femenino y, para ello, es fundamental, que las mujeres tomen la palabra y decidan. Confiamos en que esta senda iniciada por los Grupos de Desarrollo Rural y por RECAMDER en Castilla-La Mancha sea extrapolada al resto de organismos y a todo el territorio. De ello, depende la construcción de un futuro mejor para todos.

Comentarios