Amnistía, Gobierno, y “encajes de bolillos” ante el comité de Venecia

Artículo de Opinión de Jesús Antonio Rodríguez Morilla
 
Congreso de los Diputados
Congreso de los Diputados

En un sentido figurado, cuando se dice que alguien está "haciendo encaje de bolillos" con algo, significa que está llevando a cabo una tarea complicada posiblemente enfrentando dificultades o desafíos para lograrlo.

La expresión resalta la idea de dedicación, paciencia y habilidad requerida para llevar a cabo una tarea complicada con cierto éxito hasta donde se pueda.

Sin duda, los principales intervinientes: Gobierno y equipo de Waterloo, se vienen encargando de las desafiantes y arduas tareas en esta España que nos ha tocado vivir en el Tema que nos ocupa, al cual denominamos allá por septiembre 2023, mediante expresión francesa: UNA AMNISTÍA “PRÊT A PORTER”, en el sentido de “LISTA PARA LLEVAR”, como si de una moda se tratase y así viene sucediendo hasta ahora.

Uno de los principales “pilares sofistas” que viene utilizando el presidente en su reciente gobierno es FÉLIX BOLAÑOS, el cual comenzó a encumbrarse en el pasado COVID-19, cuando sostuvo que el “mejor estado que podía declararse en España, era el de Alarma”, contario al de Excepción, sostenido por Carmen Cavo, entonces vicepresidenta primera del Gobierno.

El primero fue declarado inconstitucional el 14.07.2021. Implica, "cuando circunstancias extraordinarias hiciesen imposible el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios de las autoridades competentes”. (alteraciones graves, crisis sanitarias)

El segundo supone una declaración mediante decreto acordado en Consejo de ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados, encontrándose previsto para situaciones extremas en las que se ven gravemente alterados el funcionamiento de las instituciones democráticas o los servicios esenciales.

Nunca se han declarado los estados de excepción o sitio en democracia.

Respecto a el Comité de Venecia, también conocido como la Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho, es un órgano consultivo del Consejo de Europa compuesto por expertos en derecho constitucional.

Uno de sus objetivos principales es proporcionar asesoramiento y asistencia a los Estados miembros del Consejo de Europa en cuestiones derecho, especialmente en lo que respecta a la elaboración y revisión de constituciones y leyes electorales.

Su labor es altamente respetada y sus opiniones suelen ser consideradas autorizadas en el ámbito del derecho constitucional europeo.

Pero en el Tema que nos ocupa, según expertos, es importante tener en cuenta que el Comité de Venecia no emite dictámenes específicos sobre casos individuales, sino que proporciona orientación y recomendaciones generales sobre cuestiones constitucionales y legales, y en el contexto actual, podría analizar aquellas como la compatibilidad de una ley de amnistía con los principios del estado de derecho, los derechos humanos y las normas internacionales.

Además, podría considerar cuestiones como la justicia transicional y la reconciliación nacional al evaluar propuestas de amnistía.

En resumen, el Comité de Venecia desempeña un papel importante en la asesoría sobre preguntas constitucionales y legales, incluidas aquellas relacionadas con la amnistía, aunque sus dictámenes no son vinculantes y su aplicación depende de la voluntad política de los estados miembros y las autoridades pertinentes.

En cuanto a lo que pudiéramos considerar una proximidad final a los acontecimientos, la participación institucional suele producir unas soluciones de tipo “salomónico”, mediante nuevas negociaciones a varias bandas, sin obligado cumplimiento, bien, por continuidad indefinida o agotamiento de los protagonistas, sobre el cual no estamos lejos, por encontrarnos ante una entelequia o irrealidad que dictaminarían Sus Señorías, y además cruzando fronteras…

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados de la UE

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Comentarios