InicioRegiónCastilla-La Mancha presenta como caso de éxito la 'Fundación Sociosanitaria de Castilla-La...

Forma parte del documento presentado en el Senado 'Hacia un modelo de atención sociosanitaria'

Castilla-La Mancha presenta como caso de éxito la ‘Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, un modelo de éxito’

María Teresa Marín Rubio, directora general de Humanización y Atención Sociosanitaria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha describió las líneas maestras de “La Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, un modelo de éxito” en el evento que celebró la Fundación Economía y Salud en el Senado el pasado jueves “Hacia un modelo de atención sociosanitaria”.
Las sinergias como éxito de gestión fueron aspectos destacados en el caso de éxito de la comunidad autónoma y “es uno de los aciertos dado que establece las línea maestras que han sentado las bases para el trabajo coordinado que ha de guiar este espacio y que de manera experiencial se ha traducido en un modelo sociosanitario sinérgico que viene ofreciendo muchas posibilidades de éxito en la gestión: espacio de coordinación entre el SESCAM, las Consejerías y la Fundación, que ha servido para la planificación normativa a través de los sucesivos planes de salud mental, para la definición normativa de los propios dispositivos, el establecimiento de los procesos asistenciales, la coordinación técnica y la valoración de casos. Espacio de coordinación y encuentro entre las Consejerías de Sanidad y Bienestar social para la implantación y el mantenimiento de plazas residenciales, atención a personas con necesidad de apoyos a la capacidad jurídica y espacio de encuentro entre la iniciativa social y la administración
Al final del acto, el presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez Artés, destacó que con este documento se inicia: “Un camino a recorrer pensando, como no puede ser de otra manera, en la persona y en su atención integral”. La atención sociosanitaria no es ni mucho menos una cuestión menor. Afecta muy especialmente a los cerca de 4.000.000 de personas que viven en España con discapacidad y a las más de 1.400.000 personas que reciben ayuda social en España”.
Dejó de manifiesto que “la razón que justifica el documento que hemos presentado y que busca identificar las barreras que impiden el desarrollo del modelo, es un ejercicio necesario para buscar las estrategias que permitan superarlas: una diferente legislación a la hora de prescribir y proveer los servicios – cuantas personas y durante cuantos días permanecen en un hospital de agudos o de media estancia, consumiendo ineficientemente estos recursos por falta de una respuesta social a sus necesidades- falta de sintonía entre dos administraciones: la social y la sanitaria, áreas de trabajo con límites ambiguos que pueden ser competencia de ambas administraciones, falta de impulso y liderazgo para crear unos órganos de coordinación formados por profesionales de uno y otro campo e inexistencia de adecuados canales de información y herramientas que permitan a los órganos de coordinación y a los responsables de los servicios el conocimiento de la situación sanitaria o social en la que se encuentre la persona o las previsiones que se desprendan de su historial”.
Giménez Artés puso de relieve “para cuando una historia clínica sanitaria y social conjunta e interoperable”. Y comentó que hay “una falta de presupuestos debido, entre otras cuestiones, a una visión excesivamente cortoplacista que impide adoptar políticas de continuidad asistencial que ciertamente suponen un mayor desembolso a corto plazo, pero un importante ahorro a medio y largo plazo”. “La atención sociosanitaria es una fase más del proceso de continuidad asistencial del que tan necesitado está nuestro Sistema Nacional de Salud.
“No parece necesario un incremento en el número de camas en hospitales de agudos, pero es evidente que hay una falta de camas de media estancia, de convalecencia o rehabilitación cada vez más urgente debido al éxito en la fase aguda que salva la vida a las personas pero que una vez estabilizadas no reciben la adecuada atención en su fase postaguda, bien sea puramente sanitaria o bien sociosanitaria. Los recursos deben ajustarse a las necesidades, asegurando una continuidad asistencial en la que se incluye necesariamente la atención sociosanitaria para lograr mejores resultados en salud y más eficiencia. Una mejor atención sociosanitaria evitaría más de 1.000 derivaciones diarias de los centros de mayores”.
“Podemos afirmar que por cada 1.000 personas que rehabilitamos recuperando su independencia, con un gasto total de 18.000.000 de euros evitamos un gasto de 120.000.000 de euros que supone el gasto en una residencia de mayores de esas personas con una esperanza de vida de diez años. Y estamos hablando de decenas de miles de personas”.
El presidente de la Fundación Economía y Salud destacó que las claves para un correcto desarrollo del SNS son: Simultaneidad y Coordinación, unidas a SINERGIA. “En definitiva, prevención, autocuidados, continuidad asistencial en el sistema sanitario y una correcta atención sociosanitaria simultánea y coordinada producen las sinergias adecuadas para encontramos en la mejor posición para lograr un Sistema Nacional de Salud con mejores resultados y más eficiente. Como en tantas otras ocasiones 1 más 1 es más que dos”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO