InicioRegiónMás de 100.000 personas se beneficiarán de las ayudas al arrendamiento y...

Además de la mejora de la accesibilidad

Más de 100.000 personas se beneficiarán de las ayudas al arrendamiento y la adquisición de viviendas en pequeños municipios

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha anunciado que el Consejo de Gobierno fue informado ayer de las bases reguladoras para desplegar cinco líneas de ayudas, que ha calificado como “muy importantes”, para la compra y la accesibilidad de viviendas particulares “con un presupuesto de 58 millones y un alcance potencial para 100.000 familias de Castilla-La Mancha”.

Así lo ha explicado en su habitual comparecencia Blanca Fernández, que ha detallado que a finales de julio la Consejería de Fomento firmó el convenio entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para la ejecución del Plan Estatal para el acceso a la Vivienda 2022-2025 que establece trece programas, cinco de los cuales se desarrollan en esta orden.

La consejera y portavoz del Ejecutivo presidido por Emiliano García-Page ha asegurado que “estas ayudas suponen una inyección muy importante de dinero, tanto para las familias como para personas jóvenes que se quieren independizar en un contexto económico incierto” como el actual debido a factores externos provocados, principalmente, por la invasión de Rusia en Ucrania.

Tal como ha explicado la consejera portavoz, estos programas son: el programa de ayuda al alquiler de vivienda donde se distinguen tres subprogramas; el general de ayuda al alquiler de vivienda dirigido a sectores de población con escasos medios económicos, el de ayudas a las personas arrendatarias en situación de vulnerabilidad sobrevenida y el programa de ayuda al alquiler o cesión de uso a los jóvenes para contribuir al reto demográfico; el programa específico de ayuda a la adquisición de vivienda en propiedad por los jóvenes para contribuir al reto demográfico y el programa de ayuda a la mejora de la accesibilidad en y a las viviendas.

“Estas ayudas están dirigidas a todos los sectores de la población y esperamos que se beneficien más de 100.000 personas durante el periodo 2022-2025”, ha afirmado Blanca Fernández. Por lo que respecta a la partida presupuestaria, la portavoz ha explicado que las bases no asignan presupuesto concreto ya que este se irá asignando en las oportunas convocatorias”, aunque está previsto -conforme al convenio firmado con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana- asignar un presupuesto a este conjunto de ayudas, como mínimo, de 58 millones de euros”.

Blanca Fernández ha recordado que durante el anterior Plan de Vivienda 2018-2021 se resolvieron favorablemente cerca de 30.000 expedientes de ayuda para el alquiler de vivienda, 600 jóvenes recibieron ayuda para la compra de vivienda en municipios de pequeño tamaño y se mejoraron las condiciones de accesibilidad de más de 10.000 viviendas por un importe total de 93 millones de euros”.

Los cinco programas

El programa de ayuda al alquiler de viviendaestá dirigido a sectores de población con escasos medios económicos, con ingresos que en general deben ser inferiores a tres IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), llegando hasta cinco IPREM si la unidad de convivencia es familia numerosa o cuenta con personas con discapacidad. La ayuda será del 50 por ciento de la renta de la vivienda o de la habitación durante 24 mensualidades.

Por lo que respecta a la renta del arrendamiento o el precio de la cesión de la vivienda debe ser igual o inferior a 600 euros mensuales, salvo en el caso de que la unidad de convivencia de la persona solicitante sea familia numerosa o en ella exista una persona con discapacidad, en cuyo caso el límite de renta se eleva hasta 900 euros mensuales. En el caso de alquiler o cesión de uso de habitación, la renta o precio debe ser igual o inferior a 300 euros.

En segundo lugar, el programa de ayuda a las personas arrendatarias en situación de vulnerabilidad sobrevenida, donde el límite de la ayuda será el cien por cien de la renta arrendaticia mensual y la cuantía de la ayuda será informada de manera preceptiva y vinculante por los servicios de la Consejería de Bienestar Social. La duración de la ayuda podrá extenderse hasta 24 meses a contar desde el mes de la fecha de la solicitud o desde el primer mes en que se materialice la vulnerabilidad económica.

Por lo que respecta al programa específico de ayuda al alquiler o cesión de uso a los jóvenes para contribuir al reto demográfico, en el que seregulan las ayudas en municipios de población igual o inferior a 10.000 habitantes. La orden establece que se conceda a las personas beneficiarias una ayuda del 60 por ciento de la renta o precio mensual que deban satisfacer por el alquiler o cesión en uso de su vivienda o habitación habitual y permanente. En el caso de compatibilidad con la ayuda del Bono Alquiler Joven, la ayuda será del 40 por ciento de la diferencia entre la renta o precio mensual que deba satisfacer la persona beneficiaria por el alquiler o cesión de su vivienda o habitación habitual y permanente y la cuantía de 250 euros mensuales correspondientes al Bono Alquiler Joven, sin que pueda superar el 75 por ciento del importe de la renta. La duración de la ayuda mensual concedida se extenderá a un plazo máximo de 24 meses.

En el programa de ayuda a la adquisición de vivienda en propiedad por los jóvenes para contribuir al reto demográfico, las rentas anuales de la persona beneficiaria deben ser inferiores a tres veces el IPREM o 4-5 veces el IPREM si se trata de personas con discapacidad. Tendrá la consideración de actuación subvencionable la adquisición de una vivienda ya construida o de una vivienda en construcción, que cumpla los siguientes requisitos: que se ubique en un municipio o núcleo de población de pequeño tamaño (población residente igual o inferior a los 10.000 habitantes y su precio de adquisición debe ser igual o inferior a 120.000 euros). Se concederá a las personas beneficiarias una ayuda de hasta 10.800 euros por vivienda, con el límite del 20 por ciento del coste de adquisición.

Incentivar la vida en los pueblos

Sobre estos programas, Blanca Fernández ha indicado que “nos interesa mucho que las personas jóvenes se queden a vivir en su pueblo y vamos a hacer todo lo posible para incentivar que eso sea así”, algo que entra dentro de la estrategia del Gobierno castellanomanchego que seguirá desarrollando en los próximos meses “con mucho ahínco”, ha asegurado.

Finamente, el programa específico de ayuda a la mejora de la accesibilidad tiene por objeto el fomento de la mejora de la accesibilidad en y a viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila y edificios de viviendas de tipología residencial colectiva, tanto en sus elementos comunes como en el interior de cada vivienda. La cuantía de la ayuda será igual al coste subvencionable de cada actuación, sin que la cuantía máxima pueda superar el 60 por ciento, aunque este porcentaje se incrementará hasta el 80 por ciento si en la vivienda, o en el edificio, residiera una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

Además de lo explicado anteriormente, serán de aplicación los limites unitarios siguientes: en actuaciones en viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila será de 12.500 euros por vivienda, cantidad que ascenderá a 15.000 si residiera una persona con discapacidad y a 18.000 euros si la persona tuviera un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento.

En actuaciones en edificios de viviendas de tipología residencial colectiva el límite será de 9.000 euros por vivienda y 90 euros por metro cuadrado de superficie construida de local comercial u otros usos compatibles; será de 15.000 euros si residiera una persona con discapacidad y 18.000 euros, como en el caso anterior, si la persona con discapacidad tuviera un 33 por ciento o más.

Por lo que respecta a las actuaciones en viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva los límites ascenderán a 6.000 euros por vivienda; 15.000 si residiera una persona con discapacidad y 18.000 si esta persona tuviera una discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

En cuanto a los límites unitarios indicados, éstos se incrementarán en 3.000 euros más por vivienda en edificios o viviendas declaradas bien de interés cultural, catalogados o que cuenten con algún nivel de protección en el instrumento de ordenación urbanística correspondiente. Las ayudas se concederán en régimen de concurrencia hasta el agotamiento del crédito.

Asimismo, la consejera y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha ha explicado que estas ayudas, además, se suman a las que se aprobaron hace una semana de 16 millones de euros que se van a destinar al Bono de Alquiler Joven en Castilla-La Mancha. “Y es que la apuesta en materia de vivienda en esta legislatura ha sido muy importante, hemos hecho un gran esfuerzo porque entendíamos que las circunstancias así lo aconsejaban”, ha destacado.

Como mínimo 250 millones en ayudas en materia de vivienda

En este sentido, y para concluir, Blanca Fernández ha subrayado que “a lo largo de la presente Legislatura habremos invertido, como mínimo, 250 millones de euros en diferentes líneas que ayudan a las familias y a las personas jóvenes tanto al alquiler, a la rehabilitación, la compra o mejora de su vivienda en un contexto de inflación e incertidumbre en el que el Gobierno de Castilla-La Mancha lo que quiere es desplegar ayudas y certezas”.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO