InicioProvinciaLas tiendas de alimentación de La Solana insisten: “No hay problemas de...

Una mínima tranquilidad parece que reina ya entre los ciudadanos

Las tiendas de alimentación de La Solana insisten: “No hay problemas de abastecimiento”

La situación de incertidumbre ante una posible falta de abastecimiento en los supermercados y tiendas de alimentación como consecuencia de la situación bélica y el paro nacional de transportistas, parece estar ya más tranquila. Fue el pasado fin de semana cuando se pudo percibir un incremento de acopio de productos en La Solana.

Una mínima tranquilidad parece que reina ya entre los ciudadanos, aunque sin bajar la guardia. Así lo ha explicado Manuel Flores, encargado de la tienda de Pedrín e Hijos en la calle Carrera, en declaraciones a Radio Horizonte. Asegura que no han tenido restricciones de aceite de girasol ni ningún otro producto. “Sí que habíamos realizado un pedido algo más grande de lo habitual y al final ha llegado algo menos, pero ha llegado sin ningún problema”, indica. No ha llegado a faltar de nada a los clientes.

En ciertos momentos sí que se ha notado algo de miedo, principalmente cuando estalló el conflicto entre Rusia y Ucrania, y después por la huelga de transportistas. Esto ha provocado la carencia de algunos productos, principalmente en las grandes superficies. La ciudadanía adquiría productos no perecederos, como pasta, harina, aceite de girasol y otra mercancía fresca. En cuanto a la carne, que es uno de los productos estrella de Pedrín e Hijos, en ningún momento se ha tenido desabastecimiento, los camiones tanto de proveedores como de reparto han trabajado con normalidad, sirviendo el género sin problema. “Quizá ha faltado algún producto muy puntual, pero sin las mayores consecuencias de carencia”, subraya Manuel Flores.

También se están notando ligeros incrementos de precio en productos concretos, “aunque esperamos que realmente no vaya a más”. Parece que ya se va percibiendo más tranquilidad. “La experiencia vivida con la pandemia ha hecho que esos desabastecimientos, compras masivas, hayan sido en personas que tenían miedo y en sitios concretos”.

Sí que es cierto que la subida de carburantes y servicios básicos no tienen perspectivas tan positivas, lo que podría conllevar subida en productos concretos. Las familias ven cómo los sueldos son los mismos, todo encareciéndose. “Eso provoca una sujeción de las compras y la gente adquiere productos más básicos y económicos”, añade Flores. El encargado hace hincapié en que es obvio que hay un problema, pero que no es necesario crear alarma ni tener miedo a una falta de género importante.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO