InicioRegiónLas farmacias de Castilla-La Mancha se convierten en Puntos Violeta para facilitar...

Se trata de 1.255 farmacias, con más de 3.000 farmacéuticos

Las farmacias de Castilla-La Mancha se convierten en Puntos Violeta para facilitar información en casos de violencia de género

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha agradecido que, a partir de hoy, las 1.255 farmacias  que hay en Castilla-La Mancha actúen como Puntos Violeta, un servicio de información de los recursos existentes contra la violencia de género con el que cuentan las víctimas, en particular, y la ciudadanía, en general.

Lo ha hecho tras firmar el Protocolo General de Actuación con el presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha, Francisco Izquierdo, que va a tener, como primera acción, la actuación de las farmacias de la región como Puntos Violeta, y que se ha rubricado en un acto que ha tenido lugar en la Delegación del Gobierno de España en Castilla-La Mancha.

La adhesión de este colectivo “es importantísima, un paso firme en la lucha contra la violencia de género y en la protección a las mujeres víctimas”, por su amplia presencia en el territorio. “Estamos convencidos de que la distribución de las farmacias por toda la geografía castellano-manchega les puede hacer desempeñar un papel crucial en la ayuda a las mujeres víctimas de violencia de género, especialmente para las víctimas del ámbito rural con dificultades para acceder a otro tipo de recursos especializados”, ha incidido Francisco Tierraseca.

De esta forma, con esta firma, el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (COFCAM) se suma a la Federación de Taxis de Castilla-La Mancha, colectivo que dio el primer paso para actuar como Puntos Violeta en la región, el pasado mes de febrero.

El delegado también ha agradecido a Francisco Izquierdo su implicación porque “son una de las entidades más reconocidas por la población” y, además, “tienen una gran extensión, muchas son los únicos servicios presentes en las zonas rurales, junto con la Guardia Civil”.

“En esta lucha tenemos que estar todos, cuantas más fuerzas sumemos, mejor”, ha resaltado Tierraseca, subrayando la enorme relevancia de que se trabaje de forma coordinada no solo entre las administraciones, sino “cada vez más con la implicación y la complicidad de colectivos como hoy lo hace el de las Farmacias”.

El delegado ha informado, además, de que, por parte de las Unidades contra la Violencia de Género de las distintas Subdelegaciones de la región, se va a ofrecer formación específica a las farmacias que lo soliciten.

La campaña Punto Violeta la impulsa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha con diversas instituciones y colectivos con el objetivo de realizar acciones encaminadas a la erradicación de la violencia de género en nuestra sociedad. “Lo que estamos haciendo es poner en marcha un potencial para que las panaderías, taxis, farmacias, puedan ser identificados como un lugar seguro, y que trasladen el mensaje de que las mujeres víctimas de violencia no están solas”, ha explicado el delegado.

En Castilla-La Mancha hay 3.955 mujeres con un caso activo, según los datos publicados por el Ministerio del Interior con fecha 31 de marzo. Son “casi 4.000 mujeres que necesitan algún mecanismo de protección”, ha insistido el delegado.

Más de 3.000 farmacéuticos y farmacéuticas

Por su parte, el presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha, Francisco Izquierdo, ha resaltado que las 1.255 farmacias de la región representan a cerca de 3.000 farmacéuticos y farmacéuticas.

“Desde el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha seguimos colaborando contra la violencia de género con las distintas administraciones. Si hace años, ya lo hicimos con el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en su campaña ‘Ponle freno’, en esta ocasión el objetivo de este protocolo de actuación en la farmacia comunitaria es ayudar a detectar las primeras señales de violencia y a saber cómo actuar ante un posible caso, facilitando la información de cómo actuar y de qué recursos dispone”, ha afirmado el presidente del COFCAM.

La adhesión, ha añadido Izquierdo, “es la mejor prueba de esa firme decisión de toda la profesión farmacéutica de Castilla-La Mancha y de la Delegación del Gobierno de sumar esfuerzos en una misma dirección, erradicar la violencia contra las mujeres”.

Hay que tener en cuenta, ha puesto de relieve Francisco Izquierdo, que “el farmacéutico, en su condición de sanitario más accesible a los ciudadanos, y la farmacia comunitaria, gracias a su fuerte arraigo social y territorial, constituyen un extraordinario sensor y recurso desde el que impulsar acciones que faciliten a las mujeres víctimas de violencia machista a dar el paso de denunciar. La prevención, protección integral y erradicación de la violencia de género es una tarea que atañe al conjunto de la sociedad”.

A Francisco Izquierdo, que también es presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) de Ciudad Real, le ha acompañado en este acto Francisco Javier Jimeno, presidente del COF de Toledo.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO