InicioProvinciaDaimielLas charlas de Igualdad sensibilizan a diferentes colectivos de Daimiel

Se ofrecerán para el CRPSL (Centro de rehabilitación psicosocial y laboral), Centro de Adultos y Centro de Mayores

Las charlas de Igualdad sensibilizan a diferentes colectivos de Daimiel

Durante el día de hoy las charlas de formación y sensibilización para prevenir la violencia de género organizadas por la concejalía de Igualdad se ofrecen a diferentes colectivos. En la mañana, Paco Sendarrubias, de la asociación para la promoción de la Igualdad “Ipso Géneris”, ofreció la primera ponencia en el Centro de Mayores de Daimiel para sus usuarios con el título “Género y edadismo”.

Una actividad dirigida a un colectivo “muy participativo”, según la técnico del área social del Centro de Mujer, Inmaculada Orellana, quien destacaba que resulta “un grupo bastante interesante con sus peculiaridades, situaciones y realidades que, con esta iniciativa, las van a ver y van a aprender a detectarlas”.

La violencia de género “no entiende de edades ni de estatus, existe en cualquier tipo de ámbito” apuntaba Esther Gordillo, psicóloga del Centro de Mujer, quien introducía a Paco Sendarrubias, agente para la igualdad que lleva 14 años con la asociación “Ipso-Géneris”, trabajando para promocionar la igualdad de género por toda Castilla –La Mancha con todo tipo de colectivos, no solo mujeres y hombres, también colectivos de vulnerabilidad.

Según Sendarrubias, “normalmente cuando pensamos en violencia de género solemos pensar en mujeres jóvenes, cuando la realidad es que también a partir de los 65 años hay un porcentaje muy importante que han venido padeciendo esta situación desde hace muchos años”.

El agente para la igualdad apuntaba que “como consecuencia de la normalización, a veces, no han sabido identificarlas o se han visto desbordadas ante una sociedad que no comprendía lo que les estaba pasando, e incluso otras que se suman con esa edad a formar parte de esa triste estadística de mujeres que son víctimas de violencia de género”.

Una generación, añadía, “en la que ya era común que el hombre fuera el cabeza de familia y el que tomase las grandes decisiones, no solamente por sus hijos e hijas, algo que cobra sentido en una relación vertical, pero que también las tomara, por ejemplo, por su propia mujer”, algo que, añadía, “ya no tiene sentido en una sociedad como la nuestra”.

En ese proceso de poder de decisión o empoderamiento, proseguía Sendarrubias, alentaba al colectivo a “poder tomar decisiones, por ejemplo, acerca de su pensión, cómo gastarla y de cómo invertirla en ellas mismas”, ya que “toda la vida se les ha enseñado que son las últimas y que primero están las necesidades de los demás”.

Aludió a los mayores en el cuidado de sus nietos, cuando esta tarea se convierte en un “abuso” y les impida desarrollar lo que les viene bien y les gusta hacer ”hay enseñarles, si es que no saben ya, a que en un momento dado sepan también decir que no, y no pasa nada”, añadía.

Destacó también el empoderamiento colectivo, en su labor participativa a través del asociacionismo de mujeres, algo que valora “ha hecho mucho bien a todas las mujeres que no encontraban la excusa para poder salir de casa, especialmente mujeres mayores de 65 años que viven solas”. Gracias al colectivismo, o a los Centros de Mayores, “han sido capaces de salir y encontrarse con otras mujeres en esas mismas circunstancias”.  

Así, Sendarrubias desgranó situaciones a los mayores para que comprendieran que “una cosa puede ser común, pero no necesariamente tiene por qué ser normal”, en una charla donde se formó y debatió acerca de la igualdad a más de veinte usuarios.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO