InicioProvinciaDaimielLas buenas historias musicales de los 80 y los 90 se suben...

Revólver, Seguridad Social y OBK han rememorado los principales temas de su biografía

Las buenas historias musicales de los 80 y los 90 se suben al escenario de ‘Daimiel en Concierto’

El nexo de unión estuvo claro: eran los grupos de quienes cursaron la EGB, de aquellos adolescentes que crecieron entre vinilos, cintas cassette y cedés. El 1 de septiembre volvieron a reencontrarse con aquella etapa. El buen ambiente habló por sí solo. 

Revólver abrió poco antes de las once de la noche un repertorio en el que estuvieron presentes ‘Sara’, ‘Si es tan sólo amor’, ‘Odio’ y el archiconocido ‘Roce de tu piel’, entre una amplia colección de canciones con ese aire de rock americano que tanto le gusta al cabecilla de la formación, Carlos Goñi, en la que transmitió a los allí presentes que lo más importante de la noche era terminar sabiendo que se había disfrutado.

Fue casi imposible no corear esos éxitos ni los de la banda rockera Seguridad Social, que cumple en 2022 cuatro décadas, como se pudo ver en la pantalla que identificaba su actuación. La formación de José Manuel Casañ tomó el relevo sobre el escenario daimieleño con su líder como jefe de pista, al más puro estilo circense, llegando incluso a obsequiar a un público entregado lanzando su chistera. Con un amplio despliegue de energía, la noche cobró intensidad gracias a una ‘Chiquilla’ que fue su tarjeta presentación. 

Casi imposible no rendirse a tararear que “En los mapas del cielo, el sol siempre es amarillo” con el que se inician los compases de su conocido éxito del 97 ‘Acuarela’, una localización que luego transportaría con ‘El viajero’. Pero si Daimiel subió en intensidad fue cuando el vocalista pidió a los asistentes ‘Tener tu presencia’ y una tras otra iba pasando el jueves ‘A tontas y locas’.

La buena vibra está a prueba de modas, y esa, es incuestionable para Seguridad Social, cuyo gentío levantó sus pies un palmo del suelo a ritmo de ‘Comerranas’ y sucumbió en la partida con la versión de Nino Bravo de ‘Un beso y una flor’.

Parecía imposible seguir en ascenso. Sin embargo, Jordi Sánchez lo consiguió para los en torno a mil asistentes, según los datos proporcionados por la organización.

Su entrada con ‘Tú sigue así’ fue una declaración de intenciones para elevar el ímpetu y disfrutar de ese toque tecno en la última parte de un espectáculo que sobrepasó las tres horas y que inauguró oficialmente las propuestas de pago de ‘Daimiel en Concierto’ recordando que su reputación va en el prestigio de la organización y de quienes se suben sobre su escenario, pero, sobre todo, en la capacidad de un público dispuesto a responder y a salir con la sensación de haberlo pasado bien.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO