InicioProvinciaDaimielLa Junta "sigue sin responder" a la propuesta para rehabilitar la ‘Granja...

Es clave porque es la propietaria de este centro

La Junta «sigue sin responder» a la propuesta para rehabilitar la ‘Granja Escuela’ de Daimiel

La respuesta de la Junta de Comunidades al proyecto de rehabilitación de la Granja Escuela para convertirlo en centro de referencia para las personas con discapacidad o necesidades especiales sigue sin llegar. Esta iniciativa ofertaría educación reglada, actividades extraescolares, un centro especial de empleo y, por último, la posibilidad de dotarlo de recursos residenciales o pisos tutelados para este colectivo.

Mes y medio después de que el alcalde, Leopoldo Sierra, se comprometiese en el pleno de enero a intentar hacerlo realidad llamando a la puerta de la Junta, el Gobierno autonómico guarda silencio a los requerimientos enviados por el primer edil y que detalló el propio Sierra la pasada semana al diario La Tribuna.

Así lo ha confirmado en Radio Daimiel, el maestro daimieleño y monitor de la Asociación de Discapacitados Físicos, Psíquicos y Sensoriales (ADIFISS) Francisco Jesús Núñez de Arenas, promotor de esta iniciativa con el respaldo de la propia asociación y del Ayuntamiento de Daimiel.

La Junta de Comunidades es la que tiene la llave de estas instalaciones del antiguo instituto Virgen de las Cruces y también de la viabilidad de este potente proyecto que costaría “millones de euros”, en una estimación inicial de Núñez de Arenas.

Es en este punto donde los fondos europeos Next Generation pueden ser la oportunidad tanto para el centro, cerrado ya más de una década, como para el proyecto que Núñez de Arenas tenía en la cabeza desde hace algunos años.

Su iniciativa parte de un contacto estrecho y durante más de dos décadas con el colectivo de personas con discapacidad y sus familias. Los propios usuarios de ADIFISS, con los que ha compartido muchas tardes de su vida en el taller de Musicoterapia, le preguntaban por qué no podían seguir estudiando a partir de los 16 años.  

Por ese motivo, la propuesta de Núñez de Arenas es que puedan seguir formándose dentro de un itinerario de educación reglada “en grupos reducidos”,  y después “poder presentarse a un examen para conseguir una titulación oficial, sin importar la edad que tengan”, explicaba.

El segundo nivel que se integraría sería el de la educación no reglada. En este apartado cabrían talleres como el de musicoterapia, de equinoterapia, aprovechando la extensión de la parcela, o de teatro. Aquello que ya se viene ofertando en algunos casos por el Ayuntamiento de Daimiel, pero que se concentraría y se podría ampliar, comentaba Núñez de Arenas.

El tercer nivel es añadir un centro de especial de empleo que ya ha pensado cómo se podía poner en marcha y cómo beneficiaría a otros centros de la localidad. En este caso, propone diversificarlo con una granja de gallinas ecológica, un huerto ecológico y un vivero de plantas. “Los huevos y las verduras u hortalizas podríamos donarlos a otros centros residenciales de la localidad, y los excedentes venderlos para sacar dinero para el centro. Y lo mismo con el vivero, se podría surtir al Ayuntamiento de Daimiel, y el resto venderlo a otros ayuntamientos cercanos”, describe.

Por último, aunque no por ello menos demandado por estas familias, es la posibilidad de que se convirtiera también en un centro residencial como lo fue en su origen la Granja Escuela y también en algunas de sus remodelaciones.  En ese abanico de posibilidades, Núñez de Arenas señala desde pisos tutelados hasta la oferta de pequeñas estancias temporales que den una alternativa a las familias cuando tienen que ir al médico o a otras cuestiones personales y “no tienen con quién dejar a sus hijos”.  

Un proyecto completo, estudiado y que casa las necesidades de este colectivo y la dotación de un centro abandonado, pero que puede revivir gracias a esta idea que su promotor no cerraría a ninguna frontera. “No pondría una limitación regional, podría ser incluso a nivel nacional”, como le trasladó al alcalde y a los portavoces del resto de los grupos municipales.  

Para intentar hacerlo realidad, el primer paso es saber el interés y el compromiso de la Junta de Comunidades. Y esa respuesta no debería demorarse mucho más porque el plazo para entrar en la convocatoria actual de los fondos Next Generation “acabaría en marzo”, según le trasladó el alcalde.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO