InicioRegiónLa Junta invierte casi dos millones en el equipamiento y puesta en...

Es una de las nuevas especialidades en la cartera de servicios

La Junta invierte casi dos millones en el equipamiento y puesta en marcha de Medicina Nuclear en el hospital de Toledo

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado una inversión de 1.974.052 euros para la contratación del suministro, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de diverso equipamiento para los nuevos servicios de Medicina Nuclear y Radiofísica Hospitalaria del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo.

La puesta en marcha del servicio de Medicina Nuclear en el Hospital Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), requiere de la dotación de material necesario y de las instalaciones acordes con las características y recomendaciones establecidas por el Consejo de Seguridad Nuclear y la Organización Internacional de la Energía Atómica, que permitan la práctica clínico-asistencial en unas condiciones máximas de seguridad.

De esta manera, el importe irá destinado a la adquisición del equipamiento adicional necesario a los equipos para poner en marcha el servicio de Medicina Nuclear en el Hospital Universitario de Toledo.

En este sentido, se adquirirá mobiliario y todo el equipamiento específico para trabajar con radiofármacos, como depósitos de residuos, carros blindados para el transporte de residuos y cabinas de flujo laminado, entre otros, así como para las habitaciones de pacientes ingresados en terapia metabólica.

También se contempla en este montante el equipamiento de laboratorio, detectores de radiación y contaminación y equipamiento de Radiofísica para los controles de calidad de los equipos de Medicina Nuclear, entre otras.

Sobre esta cuestión, la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha recordado que “hay un compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page para que todas las provincias de Castilla-La Mancha cuenten con servicio de Medicina Nuclear una vez finalicen las obras de los grandes hospitales que están ahora mismo en construcción”, tal y como ha sucedido precisamente con el Hospital Universitario de Toledo.

Blanca Fernández ha manifestado que para el funcionamiento de estos servicios tan especializados es indispensable contar con el equipamiento tecnológico más avanzado y, en este sentido, cabe destacar que la inversión en alta tecnología sanitaria en Castilla-La Mancha supera los 300 millones de euros.

Medicina Nuclear, una de las tres nuevas especialidades

El servicio de Medicina Nuclear es, junto Oncología Radioterápica y Radiofísica y Protección Radiológica, una de las tres nuevas especialidades que se ha sumado a la cartera de servicios con la apertura del nuevo Hospital Universitario de Toledo “convirtiéndolo en un hospital puntero no sólo en la región, sino también a nivel nacional”, ha remarcado la consejera.

Está situado en la primera planta del Edificio ‘E’ y cuenta con una superficie de 1.500 metros cuadrados. En esta zona se desarrollará la casi totalidad de la actividad de la cartera de servicios de Medicina Nuclear. A ello, hay que sumar el área de Terapia Metabólica, con una superficie de 70 metros cuadrados, ubicada en la Planta 3. Contará inicialmente con dos equipos SPECT-TC y un PET-TC Digital, así como PET-RM.

La Medicina Nuclear se define como la rama de la medicina que emplea los isótopos radiactivos, las radiaciones nucleares, las variaciones electromagnéticas de los componentes del núcleo y técnicas biofísicas afines para la prevención, diagnóstico, terapéutica e investigación médica.

Sus principales campos de acción son el diagnóstico por imagen y el tratamiento de determinadas enfermedades mediante el uso de medicamentos radiofármacos, con aplicaciones clínicas que abarcan prácticamente a todas las especialidades médicas.

Las unidades asistenciales de Medicina Nuclear están conformadas al menos por una sala de preparación de radiofármacos, preparada para el almacenamiento de productos radiactivos, sala de administración a los pacientes y las salas de exploraciones, donde se encuentran las gammacámaras, tomógrafos, sondas gamma, gammacámara portátil, densitómetro y el equipo necesario para el procesado de los estudios en las salas de control y/o despachos de procesado y lectura de informes.

Además, los procedimientos terapéuticos se realizan en habitaciones con recogida de residuos radiactivos.

Radiofísica Hospitalaria

Los radiofísicos hospitalarios o físicos médicos son especialistas sanitarios, cuyo trabajo permite garantizar la calidad y la seguridad de los pacientes y trabajadores en el uso médico de las radiaciones ionizantes que se utilizan para realizar pruebas diagnósticas y para tratar enfermos oncológicos.

Su actividad asistencial se centra en tres áreas diferenciadas, una de ellas en Diagnóstico por la Imagen (fundamentalmente Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear) para que el médico disponga de la mejor calidad de imagen con la menor dosis de radiación posible y pueda realizar un buen diagnóstico.

Además, en Radioterapia, el radiofísico diseña y planifica los tratamientos con el objetivo de irradiar las zonas tumorales para eliminar las células malignas, respetando al máximo los órganos y tejidos sanos circundantes a la zona de tratamiento, siendo asimismo responsable de la medida de las dosis de radiación que generan los equipos, aceleradores lineales de electrones y las fuentes radiactivas. También se encarga de la protección radiológica de los trabajadores sanitarios, que están expuestos a radiaciones ionizantes, y del público.

Los radiofísicos trabajan en estrecha colaboración con el personal médico y son una parte fundamental del sistema sanitario, pues, como parte de un equipo multidisciplinar de especialistas, contribuyen a mejorar la calidad, la seguridad y el coste-efectividad en la atención del paciente en los procesos con radiaciones.

Los servicios de Radiofísica y Protección Radiológica tienen como cometido las competencias adscritas, tanto a los especialistas de Radiofísica Hospitalaria como las competencias que en materia de protección radiológica establece la legislación para las instalaciones, los profesionales sanitarios y el público en general.

Para que este servicio asistencial y clínico pueda realizar las funciones asignadas por la legislación vigente en materia de Protección Radiológica en el área sanitaria requiere disponer de una autorización específica del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), único organismo competente en España en materia de Seguridad Radiológica. 

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO