InicioRegiónLa Junta incluirá en el nuevo Programa de Desarrollo Rural una ayuda...

Para hacer "más sostenible y rentable" el viñedo de secano

La Junta incluirá en el nuevo Programa de Desarrollo Rural una ayuda agroambiental de 26 millones de euros

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a incluir en el próximo Programa de Desarrollo Rural 2023-2027 una nueva ayuda agroambiental para el viñedo de secano en la región. Con un presupuesto de 26 millones de euros, el objetivo es llegar a 50.000 hectáreas de este cultivo leñoso tan relevante en nuestra comunidad, para que el viñedo agroambiental de secano “siga siendo sostenible y rentable para nuestros viticultores”.

De esta manera lo ha traslado a los medios de comunicación hoy el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien se ha reunido con el embajador de Países Bajos en España, Jan Versteeg. Un encuentro en el que se han asentado las vías de colaboración conjunta en un proyecto de la Universidad Wageningen sobre la gestión integral del suelo y el agua en cultivos leñosos tradicionales que se desarrollará en la región y que contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático. Colaborarán agricultores de zonas como Campo de Montiel o Montes de Toledo y sigue abierta la entrada de más participantes.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado la importancia de colaboraciones bilaterales como ésta, que comenzó su andadura el 14 de abril de año pasado cuando mantuvo un encuentro con la consejera de Agricultura de la Embajada de Países Bajos, Nina Berendsen, para tender puentes y lograr que este proyecto pudiera llevarse a efecto, tal y como hoy se ha concluido.

Martínez Arroyo ha indicado de su importancia para “garantizar el futuro de las explotaciones”, en una región donde “cada vez más se es una potencia” en este ámbito de leñosos, con el olivar, el almendro, el viñedo o el pistachero.

Castilla-La Mancha cuenta con el 23 por ciento de cultivos leñosos de España

En datos, en Castilla-La Mancha hay cerca de 1,2 millones hectáreas de estos cultivos, lo que supone el 23 por ciento de los leñosos a nivel nacional, encontrándose en la región una de cada cuatro hectáreas. El 31 por ciento de la superficie útil agrícola de la Comunidad Autónoma es de leñosos, dedicándose una de cada tres hectáreas de la producción agraria se dedica a los mismos, ocupando ya el 14 por ciento del total de la superficie de toda Castilla-La Mancha.

El leñoso de secano, según ha recordado el consejero, es el que no tiene acceso al agua y el predominante en la región. Se puede beneficiar del estudio que nacerá de este proyecto internacional que ahora comienza su andadura.

Ciencia, a la hora de elegir el eco-régimen de la nueva PAC

Además, el mismo, ha contado el consejero, servirá para que los agricultores puedan elegir los eco-regímenes en este ámbito en la nueva PAC porque “nos va a aportar ciencia a la hora de tomar las decisiones” y servirá para que los agricultores “puedan orientar su actividad productiva a lo que va a ser más rentable y que les va a permitir adaptarse al cambio climático y mejorar el efecto de la agricultura sobre la erosión del suelo o sobre la conservación del agua”.

En Castilla-La Mancha, ha subrayado, “aprovechamos cada gota de agua” en estos cultivos, de lluvia o regadío, y ha apostado por orientar las producciones al eco-régimen de cubiertas vegetales de la nueva PAC que se inicia en 2023 para que haya más agua en el subsuelo, bien eligiendo cubiertas las vivas o inertes.  Y es que estos dos de los siete eco-regímenes propuestos, tienen un efecto positivo sobre biodiversidad y lucha contra la erosión del suelo y para que se mantenga el agua en subsuelo para las plantas. Por ellos, “Es clave para nuestro sector hacer caso a las recomendaciones de la ciencia”, ha remarcado.

En cuanto a la nueva PAC, el consejero ha recordado que, por primera vez en España, va a haber una nueva ayuda específica para olivar de secano de bajo rendimiento, con 30 millones al año lo que supondrá 150 millones en total; una reivindicación de Castilla-La Mancha, con la que se va a contar desde el año 2023 y va a “hacerlo más rentable”. Una medida que se unirá a la nueva medida agroambiental del viñedo de secano.

En la reunión de hoy, junto al consejero y al embajador, han estado presentes la consejera de Agricultura de la Embajada de Países Bajos, Nina Berendsen; el investigador de la Universidad de Wageningen que lidera el proyecto, Ángel de Miguel, investigador de la universidad, así como la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO