InicioRegiónLa Junta anima a la juventud a seguir trabajando por la igualdad

Hasta conseguir que mujeres y hombres compartan el mundo “cogidos de la mano”

La Junta anima a la juventud a seguir trabajando por la igualdad

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la consejera de Igualdad y portavoz regional, Blanca Fernández, ha mostrado su esperanza de que las próximas generaciones de jóvenes sean capaces de seguir avanzando en cuotas de igualdad hasta conseguir un mundo mejor, más justo e igualitario.

“El feminismo y las políticas de igualdad no están ni van contra nadie. Las mujeres no queremos usurpar privilegios a los hombres, ni quitaros vuestro espacio. Solo queremos compartir el mundo y la vida a ser posible cogidos de la mano y luchando contra las injusticias, intentando que el mundo sea un poco más vivible, más respirable y no tengamos que lamentar como hoy un asesinato machista”. Con estas palabras lo manifestaba la consejera de Igualdad, Blanca Fernández, ante las 200 alumnas y alumnos que han participado esta mañana en la V Jornada ‘Soy Mujer’, organizada por el digital encastillalamancha.es en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, y a quienes que ha animado, a “sembrar la semilla para un futuro mejor”.

Dirigiéndose a ellas y ellos, Blanca Fernández les ha advertido de dos principales retos que tienen por delante. El primero, conseguir que la igualdad de derechos y la igualdad real y material se consiga en todo el planeta, “será una conquista pírrica si la conseguimos solo en España porque, en definitiva, el feminismo lo que pretende es tener los mismos derechos, oportunidades y posibilidades en la vida en el conjunto del planeta”, ha dicho al respecto.

En segundo lugar, ha avisado de los riesgos del negacionismo que rechaza la existencia de la violencia de género o la necesidad de políticas para acabar con este problema social estructural e impulsar la igualdad, precisamente hoy cuando se han producido dos asesinatos en España por violencia de género, uno de ellos en la localidad toledana de Maqueda.

Al respecto, ha recordado que, en España, antes de aprobar la Ley Integral de Protección a las Víctimas de Violencia de Género en 2004 había más de 70 asesinatos al año mientras que en los últimos años se han reducido casi en un 40 por ciento. “Mientras haya una víctima mortal seguirá siendo un problema durísimo, pero hemos reducido mucho los asesinatos machistas en 15 o 16 años y esto significa que cuando se hace un diagnóstico adecuado que da como resultado una serie de políticas para luchar contra la violencia, no podemos renunciar a ellas”.

En tercer lugar, Blanca Fernández ha avisado del riesgo de seguir considerando excepcionales los logros de las mujeres porque, tal y como ha afirmado, “todos y todas somos excepcionales y podríamos hacer grandes cosas si se nos ofrece la oportunidad. El problema es que hoy, en el siglo XXI, las mujeres no tenemos las mismas oportunidades que los hombres, nos cuesta el doble demostrar lo que valemos y tenemos que tirar de la mochila casi en exclusiva de los cuidados. Ese es otro reto que tiene vuestra generación”.

Además, ha recordado que, en España, el 90 por ciento de excedencias por cuidado de hijas e hijos y el 80 por ciento de las jornadas parciales las piden mujeres. La consecuencia es que la pensión media de una mujer es 400 euros de media inferior a la de un hombre.

Además, si comparan las masas salariales, en España las mujeres cobran casi un 20 por ciento menos que los hombres, cifra cinco puntos inferior en Castilla-La Mancha. Este hecho se da porque las mujeres ocupan sectores más precarizados en el empleo y cuando llega el momento de la maternidad, se producen muchas renuncias en la carrera profesional.

Por este conjunto de factores, ha explicado la consejera, el feminismo lo que pretende es que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades y que con esas oportunidades, la eliminación de las barreras y un cambio de mentalidad, “podamos acceder a compartir el mundo y la vida en pie de igualdad”.

Para alcanzar esta meta, ha animado a los chicos jóvenes a dar un paso al frente para que se incorporen “al cuidado de los que nos van y a cuidado y la crianza de quienes vienen a sucedernos; esto es lo más importante que tiene entre manos una sociedad y tradicionalmente lo hemos hecho las mujeres y sin reconocimiento alguno ni estatus social”, un trabajo que, tal y como ha remarcado la consejera, es “un privilegio si se comparte pero que puede ser una mochila muy pesada si no se comparte”. 

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO