InicioRegiónLa Guardia Civil de Cuenca investiga a tres personas por abatir un...

En el interior de una finca privada de Valdecabras

La Guardia Civil de Cuenca investiga a tres personas por abatir un corzo en terreno de titularidad privada y sin autorización

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de Villalba de la Sierra, ha esclarecido un caso de caza furtiva en el interior de una finca privada de Valdecabras, dentro del término municipal de Cuenca, donde se sospechaba que realizaban actividades furtivas de Caza.

Tras abrir una investigación encaminada a la averiguación e identificación de los autores, la Guardia Civil organizó un dispositivo para la prevención de actos furtivos en época de berrea, que tuvo una duración de una semana y que ha dado como resultado el esclarecimiento de los hechos.

Los supuestos autores trasportaban en su vehículo las armas de caza hasta el lugar de la finca donde estacionaban el mismo, justificando el transporte de las mismas en precintos o autorizaciones de caza de otros términos municipales.

Una vez iniciaban la jornada de caza los autores ocultaban las fundas de las armas entre vegetación, para que si los agentes localizaban el vehículo no pudieran ver desde el exterior estas fundas y así no sospecharían que se estaba realizando actividad cinegética.

Tras abatir un macho de corzo sin la correspondiente autorización, los investigados escondieron la cabeza del animal, como trofeo junto a las armas, para regresar al vehículo con las manos vacías para así, evitar ser sorprendidos con las armas en acción de caza.

Una vez regresaron al coche, al paso del vehículo por el lugar donde previamente las habían ocultado, fueron interceptados por efectivos del SEPRONA, que procedieron a su identificación.

Posteriormente, tras un minucioso reconocimiento del terreno por parte de los agentes, se localizaron, las fundas de las armas, un trofeo de corzo amarrado a un árbol, así como tres armas largas para la caza mayor, municionadas y equipadas con visores de gran potencia, artes y medios utilizadas para la caza, ocultos entre los matorrales y separados entre sí, en una zona de aproximadamente 1 hectárea de masa forestal.

Por estos hechos la Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de Villalba de la Sierra investigó a estas tres personas por un delito relativo a la protección de la fauna, flora y animales domésticos; además, procedió a la aprehensión de las tres armas utilizadas, trípodes y un trofeo de corzo, quedando a disposición de la Autoridad Judicial para la realización de las pruebas periciales que se determinen, siendo depositadas en la intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO