InicioProvinciaManzanaresLa Gerencia de Manzanares crea la Unidad de Continuidad Asistencial entre Atención...

Para el manejo conjunto del paciente crónico complejo

La Gerencia de Manzanares crea la Unidad de Continuidad Asistencial entre Atención Primaria y Medicina Interna

Factores demográficos como la dispersión de la población en determinadas zonas de la provincia de Ciudad Real o el elevado nivel de envejecimiento propician la creación de dispositivos sanitarios específicos que permitan atender a los pacientes con comorbilidades o patologías crónicas, cuyo nivel de complejidad requiere una atención coordinada y continua por parte del sistema público de salud.

En este marco se ha creado en la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), la Unidad de Continuidad Asistencial entre Atención Primaria y Medicina Interna (UCAPI) compuesta por un médico internista y un equipo de Enfermería que se coordinan con los equipos en Atención Primaria para el manejo conjunto del paciente crónico complejo.

La creación de este dispositivo permite actuar de forma proactiva a todos los intervinientes (Equipo de Primaria y Equipo Hospitalario) con el fin de evitar al paciente descompensaciones clínicas que puedan implicar visitas repetidas a Urgencias, así como los reingresos hospitalarios.

Las enfermedades cardiovasculares y en concreto, la insuficiencia cardiaca, junto a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, por su prevalencia, son los procesos más habituales que son tratados en la UCAPI, así como pacientes que presentan anemias, en particular las ferropénicas, que empeoran los procesos de base de un paciente crónico. En el caso de las personas ancianas, la anemia es un proceso común y más si existen enfermedades renales.

Así lo describen los referentes de la UCAPI en el Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares, la médica internista Bárbara Nieto-Sandoval y el equipo de Enfermería compuesto por Milagros Alhambra, María Bolaños y Ana Rosa Sánchez Maroto.

En concreto, para la puesta en marcha de este circuito asistencial, localizado en la Unidad Polivalente del Hospital Virgen de Altagracia, se ha diseñado un protocolo de derivación en el que se establecen los criterios del paciente tipo, así como una línea de consulta entre profesionales de Atención Primaria y de Hospital que facilite la atención inmediata.

Un recurso asistencial al servicio de la Atención Primaria

La UCAPI es una “línea de comunicación directa que tienen los especialistas de Atención Primaria con los de Medicina Interna del hospital”, ha explicado la doctora Nieto-Sandoval.

El circuito se activa cuando el paciente crónico complejo acude a su centro de salud por algún tipo de descompensación de su patología de base y son los profesionales de Atención Primaria quienes contactan con UCAPI para agilizar la derivación y para que en la unidad se estabilice al paciente, evitando así posibles ingresos reiterados o múltiples atenciones en Urgencias.

En la UCAPI, ha señalado, se realiza una “atención ambulatoria de alta resolución en una misma mañana y una vez que el paciente vuelve a su domicilio se inicia el seguimiento telefónico por parte del equipo asistencia de Atención Primaria”. Así, se evitan esperas o que el paciente acuda a Urgencias repetidamente por descompensaciones.

En definitiva, este tipo de atención mejora la calidad de vida de las personas con patologías crónicas que requieren controles continuos, y de las personas que las cuidan, ha añadido Milagros Alhambra, quien ha destacado la importancia de la Enfermería en el abordaje de la cronicidad.

La Unidad de Continuidad Asistencial no solo se trata de la fluida comunicación e interacción entre los médicos de Atención Primaria y Medicina Interna, sino que también implica la coordinación de los equipos de Enfermería de los centros de salud y la unidad.

La presencia de una enfermera dedicada en exclusiva a este recurso “ofrece un abanico de posibilidades diagnósticas y terapéuticas determinantes, así como la coordinación con Atención Primaria para la puesta en marcha de programas de autocuidados básicos para mejorar la calidad de vida del paciente crónico”, ha reconocido.

La actividad de la Enfermería comprende la aplicación de los tratamientos intravenosos, según el caso, como diuréticos, hierro, transfusiones o antibióticos, así como la realización de otras pruebas diagnósticas como analíticas, electrocardiogramas y otros cuidados enfermeros, ha explicado el equipo de Enfermería.

Todo ello, se une al seguimiento individualizado de los procesos, siendo el enlace con Atención Primaria, ayudando también en la orientación de los cuidados a los familiares y/o cuidadores de estas personas, evitando así que los pacientes tengan que desplazarse al hospital.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO