InicioProvinciaLa Diputación forma a comunidades educativas en el uso del desfibrilador y...

Se trata, según ha explicado Caballero, de "seguir contribuyendo a que la provincia de Ciudad Real sea la más segura de España"

La Diputación forma a comunidades educativas en el uso del desfibrilador y a escolares de Primaria en primeros auxilios

Los escolares y la comunidad educativa del colegio José María de la Fuente de Pozuelo de Calatrava han sido de los primeros en recibir la formación para el correcto uso de los desfibriladores semiautomáticos (DESA) que ha instalado la Diputación de Ciudad Real en 181 centros educativos de Infantil y Primaria de la provincia. El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, ha comprobado el interés de los alumnos y alumnas y del personal docente por adquirir conocimientos sobre el manejo de la situación y del paciente en caso de parada cardiorespiratoria.

Caballero y el vicepresidente David Triguero han sido recibidos por la directora del centro, Ana Isabel Rodríguez, quien ha agradecido que el colegio haya sido dotado con un desfibrilador calificando la actuación de la Diputación “de vital importancia”.

Se trata, según ha explicado Caballero, de seguir contribuyendo a que la provincia de Ciudad Real sea la más segura de España. De ahí que ya se haya procedido a la instalación, por parte de la Administración que preside, de alrededor de 600 desfibriladores. Se comenzó con los ayuntamientos, bibliotecas, edificios municipales e instalaciones deportivas, y se continuó por las comisarías de Policía, vehículos policiales y Guardia Civil, entre otros. Con posterioridad, el presidente de la Corporación provincial consideró oportuno dotar a los colegios, “porque es donde van lo más preciado que tenemos, que son nuestros hijos e hijas”.

Son lugares, todos ellos, que reciben gran afluencia de público. De ahí que también se haya planteado, y así lo ha referido esta mañana, que todos los institutos de ESO y Bachillerato, así como los de FP y las diferentes escuelas como las de arte, cuenten igualmente con un equipo DESA. La intención es seguir avanzado hasta lograr un desfibrilador por cada 500 habitantes, una cifra que supera con creces las medias nacionales y europeas.

En Pozuelo ha podido comprobar Caballero cómo se ha adaptado la formación para que los niños de quinto y sexto de Primaria sepan detectar si están ante una parada cardiorespiratoria y cómo avisar con celeridad al personal que atiende las emergencias. También han sido instruidos sobre las pautas a seguir para abordar una reanimación cardiopulmonar con éxito. Del mismo modo, se les ha explicado que su colegio cuenta con un desfibrilador que salva vidas.

Caballero ha conferido especial importancia a que los menores “sepan responder de manera eficaz si se produce una parada cardiorespiratoria”. Y también ha destacado la total disposición del profesorado a saber qué hay que hacer si se da el caso. “La respuesta ha sido masiva con un alto nivel de compromiso hacia una iniciativa que hemos puesto en marcha para evitar muertes”, ha dicho para indicar, a continuación, que, si se producen, “que no sea por falta de medios”.

La formación será impartida en todos los colegios dotados con DESA. La provincia ha sido dividida en cuatro partes y son otras tantas las empresas que la están llevando a cabo con una inversión de 100.000 euros.

Los desfibriladores permanecen en los colegios, pero también están dispuestos para cualquier vecino o vecina que lo necesite, según ha comentado Caballero. La mejor manera de saber si un desfibrilador que ha sido instalado gracias a las políticas que favorecen la seguridad que lleva a cabo la Diputación es descargase en el móvil la app dipucardiociudadreal. De esta manera se puede saber qué DESA está más cerca si alguien sufre una parada cardiorespiratoria, siempre que el usuario que demanda esta información esté geolocalizado.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO